Si quieres cambiar algo, … cambia tú.

29 Ago

El ICAC expedienta a algunas sociedades por no depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.

19 Ago

Apertura por parte del ICAC, de expedientes sancionadores a algunas sociedades que no han cumplido con la obligación de depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.RegistroMercantil

De acuerdo con lo establecido en el artículo 279.1 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, “Dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales, los administradores de la sociedad presentarán, para su depósito en el Registro Mercantil del domicilio social, certificación de los acuerdos de la junta de socios de aprobación de dichas cuentas, debidamente firmadas, y de aplicación del resultado, así como, en su caso, de las cuentas consolidadas, a la que se adjuntará un ejemplar de cada una de ellas. Los administradores presentarán también, el informe de gestión, si fuera obligatorio, y el informe del auditor, cuando la sociedad esté obligada a auditoría por una disposición legal o ésta se hubiera acordado a petición de la minoría o de forma voluntaria y se hubiese inscrito el nombramiento de auditor en el Registro Mercantil.”.

El artículo 282.1 dispone que ”El incumplimiento por el órgano de administración de la obligación de depositar, dentro del plazo establecido, los documentos a que se refiere este capítulo dará lugar a que no se inscriba en el Registro Mercantil documento alguno referido a la sociedad mientras el incumplimiento persista.”. En el apartado 2 del mismo artículo se relacionan algunas excepciones.

Asimismo, según el artículo 283 del mismo texto legal:

“1. El incumplimiento por el órgano de administración de la obligación de depositar, dentro del plazo establecido, los documentos a que se refiere este capítulo, también dará lugar a la imposición a la sociedad de una multa por importe de 1.200 a 60.000 euros por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, previa instrucción de expediente conforme al procedimiento establecido reglamentariamente, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Cuando la sociedad o, en su caso, el grupo de sociedades tenga un volumen de facturación anual superior a 6.000.000 euros el límite de la multa para cada año de retraso se elevará a 300.000 euros.

  1. La sanción a imponer se determinará atendiendo a la dimensión de la sociedad, en función del importe total de las partidas del activo y de su cifra de ventas, referidos ambos datos al último ejercicio declarado a la Administración tributaria. Estos datos deberán ser facilitados al instructor por la sociedad; su incumplimiento se considerará a los efectos de la determinación de la sanción. En el supuesto de no disponer de dichos datos, la cuantía de la sanción se fijará de acuerdo con su cifra de capital social, que a tal efecto se solicitará del Registro Mercantil correspondiente.
  2. En el supuesto de que los documentos a que se refiere este capítulo hubiesen sido depositados con anterioridad a la iniciación del procedimiento sancionador, la sanción se impondrá en su grado mínimo y reducida en un cincuenta por ciento.
  3. Las infracciones a que se refiere este artículo prescribirán a los tres años.”.

Por otra parte, hay que saber que conforme al 371 del Reglamento del Registro Mercantil, al finalizar cada año, los Registradores Mercantiles deben de remitir a la Dirección General de los Registros y del Notariado y esta, a su vez, al ICAC, una relación alfabética de las sociedades que no hubieran cumplido en debida forma la obligación de depósito de las cuentas anuales, para la incoación del correspondiente expediente sancionador. Por lo tanto, el ICAC tiene conocimiento cada año de las sociedades que no han efectuado el depósito.

Ya se ha producido alguna sanción por falta de presentación, siendo llamativo el sistema de graduación de la misma – entre el mínimo de 1.200 y el máximo de 60.000 ó 300.000 euros- en base al siguiente método:

  •  La sanción será del 0,5‰ del importe total de las partidas de activo, más el 0,5‰ de la cifra de ventas de la entidad de la última declaración a la Administración Tributaria, cuyo original se ha de presentar.
  •  Con carácter subsidiario –si no se aporta la declaración tributaria requerida- la sanción se cuantifica en el 2% del capital social según los datos obrantes en el Registro Mercantil.
  • En caso de que se aporte la declaración tributaria, y la sanción resultante de aplicar los mencionados porcentajes a la suma de las partidas del activo y a las ventas fuera mayor que el 2% del capital, se aplicará esta última reducida en un 10% -suponemos que para tener en cuenta que se ha cumplido con el deber de aportar los datos-.

Este procedimiento se sigue conforme a los preceptos de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, lo cual se concreta en que desde que se notifica la incoación del expediente sancionador se da un plazo para efectuar alegaciones de 15 días, en que existe un plazo para resolverlo y notificar dicha resolución de 6 meses desde la fecha del acuerdo de incoación, pasado el cual caduca el expediente, o que se puede suspender o interrumpir el cómputo del plazo en los casos que prevé la citada norma.

Cabe mencionar el apartado 5 del artículo 378 del Reglamento del Registro Mercantil, en el que se establece que no procederá el cierre del Registro cuando las cuentas no se hubieran depositado por no estar aprobadas por la Junta General, siempre que “se acredite esta circunstancia mediante certificación del órgano de administración con firmas legitimadas o copia autorizada del acta notarial de Junta general en la que conste la no aprobación de las cuentas anuales”. Cada seis meses, la sociedad deberá reiterar la subsistencia de la falta de aprobación mediante certificaciones y/o actas que se inscribirán y publicarán en el BORME.

En esta misma línea, debemos hacer referencia también a la sentencia de la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso) de fecha 9 de junio de 2006 que vincula la imposibilidad de depositar cuentas anuales con la presentación del mencionado certificado. En este sentido, la sentencia señala que “la obligación de depositar las cuentas supone que cuando tal aprobación no se ha producido es necesario la acreditación de tal falta de aprobación así como su causa”, es decir, “que el depósito de las cuentas engloba no solo el depósito de las aprobadas, sino también la comunicación al registro en aquellos casos que no se hubiesen aprobado comunicando la razón, y que tal obligación, de depósito o comunicación de la falta de la aprobación es una sola obligación”.

Fuente: REAF

Contabilización del efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas ….

18 Ago

NORMAS DE REGISTRO Y VALORACIÓN CONTABLE. Contabilización del efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas por entidades con pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores que se encuentran pendientes de compensar fiscalmente.

 

Consulta

Sobre la forma de contabilizar el efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas por entidades con pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores que se encuentran pendientes de compensar fiscalmente.

 

Respuesta:

La norma de registro y valoración (NRV) 13ª. Impuestos sobre beneficios del Plan General de Contabilidad, en su apartado 2.1, al definir las diferencias temporarias señala que éstas se producen:

” (…)

b) En otros casos, tales como:

En los ingresos y gastos registrados directamente en el patrimonio neto que no se computan en la base imponible (…)”

Las subvenciones de capital reconocidas directamente en el patrimonio neto constituyen un ingreso cuya imputación a la base imponible se producirá en los periodos impositivos siguientes, circunstancia que pone de manifiesto la citada diferencia temporaria, que desde la lógica del denominado enfoque de balance cabría atribuir a un pasivo sin valor en libros pero con una base fiscal equivalente a la tributación diferida.

Por otro lado, el apartado 4. Gasto (ingreso) por impuesto sobre beneficios, tercer párrafo, de la citada NRV 13ª estipula que: “El gasto o el ingreso por impuesto diferido se corresponderá con (…) el reconocimiento e imputación a la cuenta de pérdidas y ganancias del ingreso directamente imputado al patrimonio neto que pueda resultar de la contabilización de aquellas deducciones y otras ventajas fiscales que tengan la naturaleza económica de subvención”.

Por lo tanto, en el momento del reconocimiento de la subvención en el patrimonio deberá registrarse el correspondiente pasivo por impuesto diferido, cuya reversión se irá produciendo a medida que se vaya imputando la subvención a la cuenta de resultados.

Consulta núm. 3 de contabilidad del BOICAC núm. 105 de marzo de 2016. Fuente: REAF

Sujeción al IVA y retención en el IRPF del alquiler de un trastero

17 Ago

Sujeción al IVA y retención en el IRPF del alquiler de un trastero

Consulta DGT V0194-16, de 20 Ene.

Se plantea en el supuesto la sujeción al IVA y el sometimiento a retención en el IRPF respecto al alquiler de un trastero, a lo que la Dirección General de Tributos, en consulta de 20 de enero de 2016, señala:

a) Los arrendamientos de garajes y anexos, entre los que se encuentran los trasteros, estarán exentos del IVA cuando sean accesorios a viviendas que igualmente se cedan en arrendamiento y éste resulte exento. En caso contrario, el arrendamiento de los garajes y trasteros no resultará exento.

En particular, cuando los trasteros se arrienden aisladamente, la operación no estará exenta del Impuesto, debiendo tributar al tipo general del 21 %.

b) Los rendimientos derivados del arrendamiento del trastero estarán sometidos a retención a cuenta del IRPF, en cuanto sean satisfechos por una persona o entidad obligada a retener, de acuerdo con el art. 76.1 RIRPF y en tanto no resulte aplicable ninguno de los supuestos previstos en el artículo 75.3 g) RIRPF.

Normativa aplicable:

artículo 99 (Ley 35/2006); artículos 4, 5, 11 y 20 (Ley 37/1992); artículos 75 y 76 (RD 439/2007)

Fuente: REAF

Las discrepancias entre los socios sobre la gestión de una sociedad es un motivo….

8 Ago

Las discrepancias entre los socios sobre la gestión de una sociedad es un motivo económico lopublicoválido para aplicar el régimen especial de reestructuración empresarial en el Impuesto sobre Sociedades

En esta ocasión una sociedad, cuyo objeto social es el almacén de maderas, segrega su patrimonio en tres partes iguales. El contribuyente, a diferencia de lo que entiende la Administración tributaria, sostiene que existe motivo económico válido y aplica el régimen especial de reestructuración empresarial. La escisión se ha realizado por las diferencias de criterios entre los socios sobre la forma de llevar la gestión de la empresa.

El Tribunal da la razón al recurrente. Entiende que los problemas que existen entre los socios sobre cómo gestionar la sociedad, que dieron lugar a requerimientos notariales y a la interposición de demandas, ponen de manifiesto la tensión existente en el seno de una entidad mercantil de carácter marcadamente personalista.

Este ambiente de malestar entre los socios impide una gestión adecuada de la entidad y justifica una reorganización empresarial, por lo que la escisión realizada cumple con el motivo económico válido que se precisa para que se pueda aplicar el régimen especial.

____________________________________________________________________________________Tribunal Supremo Nº de recurso 2581/2014, de 17 de marzo de 2016

Diferencias permanentes o temporarias (Impto Sociedades)

4 Jul

Diferencias permanentes o temporarias  aeat

Como sabemos, para el cálculo de la base imponible del Impuesto se toma como punto de partida el resultado contable, efectuando sobre el mismo única y exclusivamente los ajustes que prevé la norma. A continuación recogemos algunos gastos e ingresos contables que ocasionan diferencias en la base imponible, teniendo que realizar ajustes positivos o negativos y que, por lo tanto, conviene chequear.

Ajustes positivos

 

  • Gastos contables derivados de multas, sanciones, donaciones o donativos.
  • Gasto por el Impuesto sobre Sociedades.
  • Gasto del administrador cuyo cargo retribuido no figura en estatutos.
  • Gastos por liberalidades y atenciones a clientes y proveedores que excedan del 1 por 100 del importe neto de la cifra de negocios.
  • Deterioros contables a excepción de los correspondientes a existencias e insolvencias de deudores, estos últimos si se cumplen ciertos requisitos sí serán deducibles.
  • Gastos derivados del exceso pagado con motivo de la extinción de una relación laboral o mercantil (que exceda de 1.000.000€ o del importe exento si es superior a esa cifra).
  • Provisión por devoluciones de ventas.
  • Excesos de amortizaciones o provisiones.
  • Por imputación temporal de gastos e ingresos antes o después de su devengo si no lo permite la norma fiscal (art. 11.3).
  • Operaciones que a efectos fiscales deben valorarse a valor normal de mercado y a efectos contables no.
  • Recuperación de la libertad de amortización practicada en ejercicios anteriores.
  • Integración de rentas, en el ejercicio del cobro, de operaciones con pago aplazado imputadas fiscalmente según la regla especial de imputación de las mismas.
  • Elementos del inmovilizado transmitidos con pérdidas y recomprados con posterioridad.
  • Gastos financieros no deducibles en grupos mercantiles y el exceso de gastos financieros sobre el límite del 30% del beneficio operativo si superan el 1.000.000€.
  • Presunción de existencia de rentas por descubrimiento de bienes y derechos registrados en contabilidad (solo efectúa el ajuste la Administración, salvo presentación fuera de plazo del modelo 720).
  • Rentas negativas derivadas de transmisiones de acciones y participaciones, en la parte correspondiente a dividendos recibidos desde enero de 2009.
  • Rentas negativas obtenidas de un establecimiento permanente en el extranjero, excepto las producidas en la transmisión del mismo o por cese de actividad.

 

Ajustes negativos

  • Libertad de amortización.
  • Exceso de amortizaciones contabilizadas en ejercicios anteriores que no fueran deducibles en aquellos.
  • Pérdidas por deterioro contabilizadas en ejercicios anteriores, que no se pudieran deducir, y que revierten en el ejercicio al ritmo de la amortización, porque se transmiten o porque se produce la pérdida definitiva.
  • Operaciones que tengan que valorarse a valor de mercado fiscalmente y no por contabilidad.
  • Reversión de pérdidas no deducidas en la transmisión de elementos.
  • Deducción de gastos financieros que vieron limitada su deducción en ejercicios anteriores.
  • Determinadas rentas obtenidas por las entidades parcialmente exentas.
  • Operaciones con pago aplazado en el ejercicio en el que se produce la transmisión.
  • El 50 por 100 de las rentas positivas derivadas de la transmisión de inmuebles urbanos adquiridos entre el 12 de mayo y 31 de diciembre de 2012.
  • Dividendos y plusvalías exentas derivadas de participaciones en entidades residentes y no residentes.
  • Reducción por los ingresos obtenidos de determinados activos intangibles (Patent Box).
  • Rentas positivas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente si se cumplen determinados requisitos.

Fuente : REAF

El incumplimiento de un requisito formal no impide el ejercicio de un beneficio fiscal

1 Jul

El incumplimiento de un requisito formal no impide el ejercicio de un beneficio fiscal

Un contribuyente aplica la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios poniéndolo así de manifiesto en la declaración. La Administración tributaria rechaza el incentivo fiscal porque no se cumple el requisito de mencionar en la memoria de las cuentas anuales la renta acogida a la deducción y la fecha de la reinversión.

El Tribunal entiende que aunque el incumplimiento del requisito formal no puede quedar subsanado por la mera presentación de la declaración del impuesto, sin embargo, de ello no puede derivarse, sin más, que se pierda el beneficio fiscal cuestionado. Argumenta que la falta de constancia en la memoria del importe de la renta acogida a la deducción no ha impedido a la Inspección comprobar que el incentivo fiscal se ha aplicado correctamente por el contribuyente.

_____________________________________________________________________________________Tribunal Superior de Justiciad de Aragón Nº de recurso 179/2013, de 14 de septiembre de 2015

Fuente: REAF

Operaciones vinculadas

17 Jun

Operaciones vinculadas

Si ha realizado alguna operación, con las personas que enumeramos a continuación, puede que tengan que ser valorarlas a valor de mercado y, en su caso, documentar las mismas.

Perímetro de vinculación

  • Una entidad y sus socios o partícipes si se tiene, al menos, un 25% de participación.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores, salvo en lo correspondiente a la retribución por el ejercicio de sus funciones.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

Métodos para valorar estas operaciones

Para llegar al valor de mercado habremos de aplicar uno de los cinco métodos de valoración que prevé la norma fiscal sin que ninguno sea prevalente frente a otros:

 

  • Precio libre comparable.
  • Coste incrementado.
  • Precio de reventa.
  • Distribución del resultado.
  • Margen neto.

 

Obligación de documentación

No existe la obligación de documentar las operaciones cuya contraprestación no supere 250.000€/año, por todos los conceptos, realizadas con la misma persona o entidad vinculada.

Las empresas cuya cifra de negocio no supere los 45.000.000€ deberán elaborar una documentación simplificada y si, además, se trata de una empresa de reducida dimensión, la documentación se podrá entender cumplimentada a través del documento normalizado elaborado al efecto por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Estas entidades no deberán aportar los comparables obtenidos ni el valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.

Se exigirá la documentación íntegra cuando el contribuyente realice alguna de las siguientes operaciones:

  • Con contribuyentes empresarios que determinen las rentas en el IRPF por el método de estimación objetiva y tengan una participación mínima, de al menos, de un 25 por 100 en la entidad.
  • Transmisión de negocios.
  • Transmisiones de participaciones en cualquier tipo de entidad no admitida a negociación o admitida en mercados regulados situados en países o territorios calificados como paraísos fiscales.
  • Operaciones sobre intangibles
  • Transmisión de bienes inmuebles.

 

Norma de seguridad para sociedades profesionales

Si es socio de una sociedad que presta servicios profesionales y no quiere que la Administración pueda discutirle la valoración de las retribuciones que obtiene de la entidad por prestar servicios profesionales a la misma, acójase a esta norma. La puede aplicar cualquier tipo de entidad que cumpla todos y cada uno de los siguientes requisitos:

  • Más del 75% de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales y se cuente con los medios materiales y humanos adecuados para el desarrollo de la actividad.
  • El porcentaje que el importe de las retribuciones de los socios profesionales ha de representar, sobre el resultado previo a la deducción de sus retribuciones es del 75% (antes de 2015 se establecía en el 85%).
  • Las retribuciones de cada socio deben ser superiores a 1,5 veces por la media de los salarios que cobren el resto de trabajadores con funciones análogas (antes tenía que ser el doble). Si la entidad no tiene empleados, la retribución debe ser igual o mayor a 5 veces el IPREM.

Ajuste secundario

Desde 2015 se puede evitar la regularización del ajuste secundario si antes de que la Administración tributaria emita una liquidación las partes se restituyen los importes que dan lugar al ajuste secundario.

Por ejemplo, si un socio de una sociedad, con participación del 30%, presta servicios a la misma, asignándose una retribución anual de 240.000€ que, posteriormente, queda fijada en 90.000€ por la Inspección y aceptada por el contribuyente, no se realizarán los ajustes secundarios (sí los primarios: menores gastos de personal de la entidad y menores ingresos de trabajo en el socio) si el socio restituye a la sociedad 150.000€.

Otras cuestiones

Si una sociedad ha prestado varios servicios conjuntamente a favor de varias personas o entidades vinculadas y no es posible individualizar los servicios, se permite, al objeto de cuantificar el gasto deducible atribuible a cada una de las partes vinculadas, la distribución de la contraprestación total entre las personas o entidades beneficiarias de acuerdo con un criterio razonable de reparto.

Recuerde que en un procedimiento administrativo cuando la corrección de valor no es el único hecho comprobado, la propuesta de liquidación de la corrección de valor deberá de documentarse en un acta distinta de las que deban formalizarse por el resto de los hechos imponibles investigados.

Cuando la liquidación por comprobación de operaciones vinculadas adquiere firmeza, la Administración tributaria estará obligada a regularizar la situación tributaria de las demás personas o entidades vinculadas conforme al valor comprobado firme, reconociendo, si corresponden, los intereses de demora.

Fuente: REAF

 

Renta 2.015. Rentas que no tributan (III)

5 May

Renta 2.015. Rentas que no tributan (III)renta15

 

Son aquellas declaradas exentas y sobre las que no hay obligación tributaria aunque se haya producido el hecho imponible.

Indemnizaciones laborales por despido o cese del trabajador

  • Si a lo largo de 2015 ha cobrado una indemnización como consecuencia de que ha sido despedido de manera improcedente no tendrá que declarar la cuantía percibida si no supera los 180.000€. Si ha recibido un importe superior deberá imputar el exceso como renta del trabajo y podrá atenuar la tributación aplicando una reducción del 30% con un límite de 300.000€, si trabajó en la empresa que ahora le despide durante, al menos, dos años[1].

 

  • Para que el despido sea calificado como improcedente es necesario que así sea declarado por el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) o por resolución judicial (DGT V2275-14).

 

  • Para disfrutar de esta exención es necesario que exista una efectiva desvinculación del trabajador con la empresa. Se presume, salvo prueba en contrario, que no se da dicha desvinculación cuando, en los tres años siguientes al despido o cese el trabajador, vuelva a prestar servicios a la misma empresa o a otra empresa vinculada a aquélla[2]. Se podrá acreditar mediante cualquiera de los medios de prueba admitidos en derecho que en su día se produjo dicha desvinculación (DGT V0014-15).

 

  • No se equipara la indemnización laboral por despido a las ayudas públicas recibidas para compensar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores afectados por uno o varios expedientes de regulación de empleo, ni pueden reducirse por irregularidad, tributando, en consecuencia, plenamente (DGT V1923-14).

 

  • No todos los trabajadores pueden dejar exentas las indemnizaciones por despido. Por ejemplo los directivos de empresas no pueden aplicar la exención porque según el criterio administrativo no existe un mínimo obligatorio de indemnización[3] (DGT V1965-15).

 

  • Tampoco está exenta la indemnización percibida al término de un contrato temporal de duración determinada o por realización de obra, al considerarse que, en estos casos, la indemnización no se produce por cese, sino porque expira el tiempo convenido o porque termina la obra (DGT V3586-15).

 

Trabajos realizados en el extranjero

 

  • Si durante 2015, siendo residente, trabajó fuera de España en uno o en varios países, no tendrá que declarar la totalidad del sueldo percibido pues estará exenta la parte correspondiente a los días trabajados en el extranjero, con un límite máximo de 60.100€, siempre que en los territorios en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a nuestro IRPF (sirviendo que exista Convenio para evitar la doble imposición) y no se trate de un país o territorio considerado como paraíso fiscal.

 

  • Los administradores de empresas tienen una relación mercantil y no pueden aplicar este incentivo ya que es necesario que el trabajador tenga una relación laboral o estatutaria (DGT V1567-11). Tampoco lo puede utilizar el socio único de una entidad a la que presta sus servicios por inexistencia de relación laboral (DGT V0778-16), ni el socio de una cooperativa de trabajo asociada porque su relación con la cooperativa es societaria y no laboral (DGT V1992-15). En cambio sí puede beneficiarse de este incentivo el tripulante de un crucero que realiza viajes por todo el mundo para una entidad residente en EEUU (DGT V0821-15).

 

  • Para calcular las retribuciones que gozan de exención se toma el número de días naturales que efectivamente el trabajador haya estado desplazado en el extranjero para realizar la prestación de servicios, incluyendo los días no laborables, es decir, los días festivos o fines de semana que, una vez iniciada la prestación efectiva de los trabajos, el período de desplazamiento ordenado por el empleador pudiera comprender (DGT V0632-15).

 

  • Tenga en cuenta que si el pagador no ha considerado la parte de la retribución exenta a la hora de determinar las retenciones y, en consecuencia, le han retenido por todo el sueldo, reflejándolo así a través del modelo 190, es posible que la Administración tributaria le requiera para probar que efectivamente su empresa le desplazó al extranjero y que se cumplen los requisitos de la exención.

Dietas y asignaciones para gastos de viaje

En principio se consideran rendimientos del trabajo, excepto los de locomoción y los normales de manutención y estancia en establecimientos de hostelería, con los límites que establece el Reglamento. Sin embargo, cuando este tipo de gastos se producen por desplazamientos de socios que presten servicios a la sociedad o de los administradores de la misma, según criterio administrativo, no les es aplicable este régimen de dietas. Eso sí, la entidad puede satisfacer esos gastos directamente sufragando el transporte, la manutención o el alojamiento o reembolsar aquellos en los que ha incurrido la persona física, pero siempre que se acredite que dicho reembolso viene a compensar estrictamente esos gastos y, siendo así, no constituirán renta para el contribuyente (DGT V2167-15).

Transmisión de elementos patrimoniales

 

  • Si en 2015 ha transmitido un inmueble urbano, que fue adquirido entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012, solo tributará por la mitad de la ganancia obtenida. Esta exención parcial no se aplica cuando el inmueble se hubiese adquirido o transmitido al cónyuge o a cualquier persona unida a esta por parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado incluido (DGT V1904-12).

 

  • No se tributa por las ganancias patrimoniales puestas de manifiesto en la transmisión de acciones o participaciones de entidades de nueva o reciente creación adquiridas entre el 07-07-11 y el 29-09-13, cuando se cumplan los requisitos establecidos en aquel momento y, en especial, un mantenimiento mínimo de esa cartera de 3 años.

 

  • Tampoco se tributa por la transmisión de acciones o participaciones de entidades de nueva o reciente creación adquiridas desde 29-09-13 por las que se hubiera aplicado la correspondiente deducción, pero en este caso a condición de reinversión en acciones o participaciones de entidades de las mismas características. El plazo para reinvertir es de un año contado desde la fecha de transmisión.

 

  • Si ha obtenido una ganancia patrimonial porque ha transmitido su vivienda habitual puede dejar exenta la plusvalía si con el importe obtenido en la venta adquiere otra vivienda habitual. Si el importe reinvertido es inferior al percibido, la ganancia quedará exenta en la misma proporción que signifique el importe reinvertido[4] (DGT V1624-12).

 

  • Si a 31 de diciembre de 2015 ya ha cumplido los 65 años, o se encuentra en situación de dependencia severa o de gran dependencia, no tributará por la ganancia patrimonial que se ponga de manifiesto con ocasión de la transmisión de la vivienda habitual realizada durante 2015 (DGT V1228-15). Si la vivienda transmitida se adquirió por la sociedad de gananciales y solo uno de los cónyuges tiene 65 o más años de edad a final de año, la exención solo se aplicará por la mitad del beneficio obtenido.

 

  • Como ya detallamos en el apartado de novedades, si tiene más de 65 años y ha trasmitido cualquier elemento patrimonial obteniendo beneficio tampoco tributará por la ganancia si el importe total obtenido lo destina a la constitución de una renta vitalicia asegurada a su favor, antes de que transcurran 6 meses desde la enajenación. La cantidad máxima total que a tal efecto puede destinarse a constituir rentas vitalicias es de 240.000€.

 

En todos estos supuestos de reinversión, cuando no se realice la misma en el mismo ejercicio de la transmisión, es obligatorio hacer constar en la declaración, del ejercicio en el que se obtiene la ganancia, la intención de reinvertir.

[1] Aunque la reducción por obtención de rendimientos del trabajo con un período de generación superior a dos años queda condicionada a la no obtención de otros rendimientos del trabajo con período de generación superior a 2 años a los que se hubiera aplicado la reducción en los cinco períodos impositivos anteriores, esta norma no se aplica a los rendimientos derivados de la extinción de la relación laboral.

 

[2] Aunque un contribuyente fuera despedido de una empresa pasando a trabajar en otra entidad vinculada con aquella, no perderá la exención por la indemnización que recibió si vuelve a trabajar en la primera entidad si en dicho momento no existe tal vinculación (DGT V0209-15).

 

[3] Existen interpretaciones diferentes. El Tribunal Supremo, en Sentencia de 22 de abril de 2014, analiza un supuesto de extinción de relación laboral en la que las partes habían acordado que el contrato podía extinguirse unilateralmente “sin derecho a indemnización”, parecía que alteraba su criterio al dejar entrever que las indemnizaciones previstas en Real Decreto 1382/1985 eran mínimas y por ello obligatorias y que al gozar de ese carácter deberían disfrutar de la exención en el I.R.P.F. hasta los límites legalmente previstos en dicha normativa.

[4] Recuerde que la reinversión deberá efectuarse en el plazo de dos años desde la fecha de transmisión de la anterior (íntegramente o a plazos). También es admisible aplicar la exención cuando las cantidades obtenidas se destinen a pagar una nueva vivienda habitual adquirida en los dos años anteriores a la transmisión efectuada.

 

Fuente: REAF

Novedades Renta 2.015 (II)

4 May

Novedades Renta 2.015 (II)renta15

Recomendaciones inexcusables al enfrentarnos a la declaración, dependiendo algunas de nuestro perfil como contribuyente:

 

  • Si es mayor de 65 años y transmite un bien o derecho con ganancia patrimonial que puede dejar exenta reinvirtiendo el importe obtenido de la operación en una renta vitalicia, le interesa analizar si quiere “consumir” todo o parte del máximo de 240.000€ de reinversión en esa ganancia, porque el límite es por contribuyente y conviene “consumirlo” en las operaciones con mayores ganancias.
  • Si se ha producido en 2015 una transmisión con estas características y la reinversión no se produce, en todo o en parte, hasta 2016, no se le olvide hacerlo constar en esta declaración.
  • Si es taxista que tributa en módulos, y va a transmitir la licencia, para dejar una parte de la misma exenta le interesa transmitir a familiares o esperar a la jubilación para hacerlo, porque así podrá reducir la ganancia que tributa, y todo ello cuanto antes, porque se han “congelado” los coeficientes reductores de estas ganancias.
  • Si en 2015 ha realizado una operación a plazos, que genera ganancia patrimonial, puede imputarla a medida que cobre los plazos, pero debe de optar por ello en esta declaración.
  • Si va a recibir un “bonus” o un premio de permanencia en la empresa donde trabaja, tiene que analizar, primero, si puede aplicarle la reducción del 30% por irregularidad porque no haya reducido en los 5 años anteriores otra retribución y, segundo, si le conviene hacerlo porque en los 5 años siguientes no tenga previsto recibir otra retribución similar y mayor.
  • Si ha transmitido bienes o derechos adquiridos antes de 31 de diciembre de 1994, es mejor que estudie si le interesa “consumir” parte de los 400.000€ que tiene de límite como contribuyente para reducir las ganancias de este tipo de bienes con coeficientes de abatimiento, ya que dicho importe es un límite por contribuyente para toda su vida para las transmisiones que se puedan producir de elementos con esa antigüedad.
  • Si ha transmitido en 2015 su vivienda habitual y con el importe obtenido piensa adquirir otra, puede exonerar la ganancia patrimonial que se le haya producido. No obstante, si la reinversión no la ha efectuado aún (tiene un plazo de 2 años para ello), no deje de hacerlo constar en la declaración.
  • Si ha transmitido acciones de empresas de nueva o reciente creación, adquiridas entre el 7 de julio de 2011 y el 29 de septiembre de 2013, habiendo aplicado la deducción correspondiente y habiéndolas mantenido el mínimo de 3 años, puede dejar exenta la ganancia patrimonial.
  • Si ha comprado coche en 2015 y ha recibido la subvención del Plan PIVE, no se olvide de incluirla en su declaración.
  • Si realiza actividades económicas, no tiene que llevar contabilidad conforme al Código de Comercio y efectivamente solo lleva libros registros, puede interesarle acogerse a imputación por el criterio de caja en 2016 y siguientes (imputará ingresos y gastos a medida que cobre o pague) pero, para ello, es imprescindible marcar la correspondiente casilla en la autoliquidación de 2015.
  • Si ha realizado en 2015 operaciones vinculadas por ser socio con un 25% de participación o más en la entidad, administrador de una sociedad o familiar de uno o de otro, asegúrese de que ha valorado las mismas a valor de mercado.
  • Si se ha jubilado en 2015 y va a recibir prestaciones de sistemas de previsión social a los que hizo aportaciones antes de 2007, piense si le conviene cobrar todo o parte en forma de capital este año o en otro posterior, reduciendo en un 40% la prestación en forma de capital correspondiente a las aportaciones realizadas antes de dicho año. Además, sepa que esa opción solo la tendrá hasta 31 de diciembre de 2017.
  • En caso de separación o divorcio, si satisface por decisión judicial pensión compensatoria o anualidades por alimentos al cónyuge y/o anualidades por alimentos a los hijos, también por decisión judicial, asegúrese de por cuál de estos conceptos paga, porque cada uno tiene un tratamiento diferente en su Renta.
  • Si ha efectuado donativos recurrentes y otros distintos, dedique un momento de reflexión a este apartado de la declaración para optimizar la deducción.
  • Si tuvo participaciones preferentes y en 2015 ha obtenido un acuerdo con la entidad bancaria homologado judicialmente, debe decidir cómo quiere que tribute la operación y esta decisión es relativamente compleja. Si lo que consiguió es una sentencia de nulidad del contrato, no tiene opciones diferentes, pero también tendrá que revisar con cuidado la tributación de la operación.
  • Si en 2015 ha hecho aportaciones a sistemas de previsión social y por insuficiencia de base o por el límite del 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas no puede reducir el importe total de los 8.000€ aportados, debe de solicitar en esta autoliquidación la reducción del exceso en los 5 ejercicios siguientes.
  • En caso de familias, deben de analizar si les interesa o no declarar de manera conjunta, sabiendo que, una vez ejercitada la opción, no se podrá modificar.
  • Si fuera un contribuyente que viniera aplicando el régimen de impatriados, como se ha modificado, en caso de que quiera seguir con el vigente en 2014 deberá optar a ello presentando declaración con el antiguo modelo, nº 150, en lugar de hacerlo con el nuevo, el nº 151.
  • Si la declaración de 2015 de Renta o de Patrimonio le sale a ingresar, recuerde que lo más cómodo es domiciliar el pago, pero en ese caso el plazo de presentación finaliza el día 25 de junio, en lugar del 30.

Si después de presentar la Renta 2015 se da cuenta de que ha cometido un error, debe de seguir las siguientes recomendaciones: si se ha confundido en su contra, en cualquier momento puede solicitar que la Agencia Tributaria le rectifique la autoliquidación y le devuelva la cantidad ingresada de más o que le incremente la devolución solicitada en principio; si se ha equivocado a su favor, deberá presentar cuanto antes la correspondiente declaración complementaria. Si lo hace antes de que termine el plazo de declaración no tendrá ningún problema, si lo hace voluntariamente después deberá pagar un recargo por presentación extemporánea pero, si da lugar a que sea la Administración la que le regularice, es posible que se le imponga una sanción.

Fuente: REAF

Novedades Renta 2.015 (I)

2 May

Novedades Renta (I)

Las  principales novedades de la Renta 2015:renta15

  • Ya no están exentos los primeros 1.500€ de dividendos, lo cual puede significar que, en comparación con 2014 si se declararon también dividendos, en la Renta 2015 salga más importe a ingresar o menos a devolver.
  • La indemnización por despido, como máximo, puede estar exenta hasta 180.000€, aunque esto ya entró en vigor para despidos producidos a partir de 1 de agosto de 2014. En caso de ERE’s o de despidos colectivos, esta limitación solo se aplica si fueron aprobados o el período de consultas tuvo lugar a partir de dicha fecha, cualquiera que sea la del despido.
  • Los mayores de 65 años que obtengan ganancias patrimoniales por la transmisión de cualquier bien o derecho pueden dejarlas exentas si el importe obtenido en la transmisión lo reinvierten en la constitución de una renta vitalicia, aunque solo por un máximo de 240.000€ por cada contribuyente.
  • Las ayudas públicas se deben de imputar cuando se cobren, en lugar de hacerlo, como con la normativa anterior, cuando se conceden.
  • En el caso de créditos que no se pueden cobrar, que no procedan de actividades económicas, se podrá computar la pérdida patrimonial si hubiera transcurrido un año desde que se inició el procedimiento judicial de ejecución, y ello es aplicable cuando el año se haya cumplido a lo largo de 2015.
  • La reducción de los rendimientos notoriamente irregulares o generados en más de 2 años pasa del 40 al 30% solamente.
  • La base máxima sobre la que se aplica la reducción por irregularidad, para todo tipo de rendimientos reducibles, es de 300.000€.
  • En general, para reducir los rendimientos por irregularidad, no se podrá cobrar el importe de manera fraccionada.
  • Respecto a rendimientos del trabajo generados en más de 2 años, como pueden ser “bonus” o premios de permanencia o jubilación, para reducirlos por irregularidad es preciso que no se haya producido una reducción por irregularidad de estas características en los 5 años anteriores.
  • Se suprime, para el propietario, la reducción del 100% de los rendimientos netos de alquileres de vivienda cuando el inquilino es joven (entre 18 y 30 años), sin que exista régimen transitorio.
  • La imputación de rentas inmobiliarias se calcula al porcentaje del 1,1%, en lugar de al 2%, cuando la revisión catastral se hubiera producido en el año 2005 o siguientes, y no como en declaraciones anteriores en las que el 1,1% se aplicaba cuando los valores catastrales se hubieran revisado a partir de 1994. Esto puede suponer no solo una mayor tributación para algunos contribuyentes, sino también que estén obligados a declarar cuando antes no lo estaban.
  • Se crean los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) y las cuentas individuales de ahorro a largo plazo (CIALP) que permiten ahorrar hasta un máximo de 5.000/año, sin que se tenga que tributar por los rendimientos que produzcan a condición de mantenimiento por un mínimo de 5 años.
  • Tanto el reparto de prima de emisión de acciones como la reducción de capital con devolución de aportaciones, en ambos casos de sociedades que no cotizan, en principio tributan como rendimientos del capital mobiliario, hasta agotar el importe de los beneficios generados durante la tenencia de la participación y, solo después, el importe percibido reduce el valor de la cartera, justo al revés de lo que sucedía con la anterior normativa.
  • Para que el arrendamiento de inmuebles tribute como actividad económica, la condición necesaria es dedicar a ello una persona con contrato laboral y a jornada completa, sin que se obligue a tener un local en exclusiva para la actividad como ocurría en 2014.
  • Se da una norma objetiva para calificar las retribuciones de servicios que presta un socio a su sociedad: se califican como rendimientos de actividades profesionales si tienen ese carácter tanto los servicios prestados por la sociedad a terceros como los que presta el socio a la sociedad cuando, además, el régimen de cotización del socio a la Seguridad Social es el de trabajadores autónomos.
  • Los contribuyentes que determinen el rendimiento neto de actividades económicas por el régimen de Estimación Directa Simplificada ven limitado a 2.000€ el importe máximo de los gastos de difícil justificación, que se siguen calculando por el 5% de la diferencia entre los ingresos y el resto de gastos.
  • Desparecen los coeficientes de corrección monetaria que se aplicaban en las transmisiones de inmuebles hasta 2014, con lo que el gravamen de este tipo de operaciones se incrementa.
  • Si bien se pueden seguir aplicando coeficientes de abatimiento que reducen la ganancia patrimonial que se obtenga en la transmisión de bienes y derechos adquiridos antes de 31 de diciembre de 1994, se limita a las obtenidas hasta que se “consuma” un importe máximo por contribuyente de valor de transmisión de 400.000€.
  • Se establecen nuevos límites para las reducciones de la base imponible por aportaciones a sistemas de previsión social. A partir de 2015 el límite absoluto pasa de los 10.000 o 12.500€ de la norma anterior, en función de la edad del contribuyente, a 8.000€, y el relativo del 30 o 50% se queda en el 30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas.
  • El límite máximo de aportación al sistema de previsión del cónyuge, con ingresos del trabajo y de actividades económicas inferiores a 8.000€/año, se incrementa de 2.000 a 2.500€.
  • Se pone fecha límite a la posibilidad de rescatar en forma de capital, con reducción del 40%, sistemas de previsión social a los que se hayan hecho aportaciones antes de 2007. En el caso de jubilación en 2015 el plazo expirará el 31 de diciembre de 2017.
  • En 2015 ya no se distingue entre ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de bienes o derechos dependiendo de que se hayan mantenido hasta un año o más.
  • Los rendimientos negativos del capital mobiliario derivados de la cesión de capitales ajenos, a partir de 2015, ya pueden compensarse con el saldo positivo de ganancias y pérdidas patrimoniales, y viceversa, si bien con el límite máximo del 10% del saldo del compartimento positivo.
  • Se incrementan los mínimos personales y familiares.
  • Se reduce la tarifa estatal que se aplica a la base liquidable general, estando vigente para todo el año una con 5 tramos y tipos que van del 9,5 al 22,5%.
  • La tarifa aplicable a la base liquidable del ahorro tiene 3 tramos: 19,5, 21,5 y 23,5%.
  • Se suprime la deducción por alquiler, pero se sigue conservando para contratos de arrendamiento firmados antes de 1 de enero de 2015.
  • Se incrementa la deducción por donativos a entidades beneficiarias del mecenazgo: primeros 150€ deducen a un porcentaje del 50%; los donativos recurrentes que excedan de 150€ se pueden deducir al 32,5% y el resto al 27,5%.
  • Deducción del 20% de cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos sobre una base máxima de 600€.
  • Nuevos impuestos negativos añadidos a la deducción por maternidad: ascendientes discapacitados, descendientes discapacitados, familia numerosa y familia monoparental, que se habrán podido cobrar por adelantado a lo largo del año. En general son de 1.200€/año (2.400€ en familia numerosa de categoría especial), con el límite de lo cotizado para trabajadores por cuenta propia o ajena.

Fuente: REAF

 

El incumplimiento de un requisito formal, en el Impuesto sobre sociedades, no conlleva la pérdida del beneficio fiscal.

23 Abr

El incumplimiento de un requisito formal, en el Impuesto sobre sociedades, no conlleva la pérdida del beneficio fiscal.

Un contribuyente aplicó la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios sin hacer mención en la memoria a la renta acogida a dicha deducción ni a la fecha de la reinversión. Como consecuencia de lo anterior, la Administración entiende que el incumplimiento de este requisito formal, exigido en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, implica la imposibilidad de aplicar la deducción, regularizando la situación tributaria del contribuyente.

La Administración argumenta en este sentido que el incumplimiento del requisito formal en cuestión limita de forma sustancial las posibilidades de control del cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley y, en particular, el de mantenimiento de la reinversión.

El Tribunal interpreta que la falta de constancia en la memoria de las cuentas anuales del importe de la renta acogida a la deducción, y la fecha de la reinversión, no ha impedido a la Inspección tributaria comprobar si el procedimiento de autoliquidación se ha aplicado correctamente, ni ha limitado de forma sustancial sus posibilidades de control del cumplimiento de los requisitos establecidos en la Ley para obtener el beneficio fiscal referido.

Por tanto, cumplidos los requisitos materiales para la obtención del beneficio fiscal, y no siendo obstáculo para la actuación inspectora, la omisión del requisito formal no constituye fundamento suficiente para la liquidación practicada por la Administración, por lo que procede su declaración de nulidad.

____________________________________________________________________________________Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Nº de Recurso 179/2013, de 14 de septiembre de 2015

Fuente: REAF

Cómputo del plazo voluntario para presentar la declaración del I.Soc. cuando existe período impositivo que no coincide con el año natural.

19 Abr

Cómputo del plazo voluntario para presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades cuando existe período impositivo que no coincide con el año natural.

Se plantea cuál es el último día de plazo voluntario para presentar la declaración del Impuesto cuando el ejercicio económico concluye el día 30 de junio de 2010. Como sabemos, la ley del Impuesto establece que la declaración se presentará en el plazo de los 25 días naturales siguientes a los 6 meses posteriores a la conclusión del período impositivo.

En esta ocasión el recurrente presenta la declaración el día 25 de enero de 2011, girándole la Administración tributaria un recargo por extemporaneidad por presentarla un día después del plazo voluntario de pago. El recurrente alega que hay un ejemplo en el Manual práctico del Impuesto sobre Sociedades, ejercicios correspondientes a 2003 y 2004 editado por la Agencia Tributaria, en el que se resuelve que una sociedad cuyo ejercicio finaliza el día 30 de junio de 2003 tiene de plazo para presentar el Impuesto hasta el 25 de enero de 2004. Por este motivo entiende improcedente el recargo impuesto por la Administración porque él siguió literalmente el ejemplo de dicho manual.

El Tribunal, recogiendo jurisprudencia reiterada del Tribunal Supremo sobre el cómputo de los plazos, determina que el cómputo ha de hacerse según lo establecido en el Código Civil, esto es de fecha a fecha. En el caso concreto como el período impositivo concluyó el día 30 de junio de 2010, el plazo de los 6 meses contados de fecha a fecha terminó el 30 de diciembre de dicho año y, por consiguiente, el último día para presentar la declaración concluyó el día 24 de enero de 2011. Como el recurrente presentó la declaración un día después de esta última fecha, 25 de enero, es procedente que la Administración exija el recargo por presentación extemporánea.

____________________________________________________________________________________T.E.A.C. Resolución Nº 07498/2015, de 2 de marzo de 2016

Fuente: REAF

TIPOS DE GRAVAMEN: I. Sociedades 2.015

16 Abr

TIPOS DE GRAVAMEN. Impuesto de Sociedades

impuestos3
Actualmente y para el ejercicio 2015, existen los siguientes tipos impositivos:
1. Tipo de gravamen reducido para entidades de nueva creación (se mantiene para todo tipo de
entidades en términos similares a lo introducido por el RDL 4/2013 y Ley 11/2013): Las
entidades de nueva creación que realicen actividades económicas tributarán, en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, al tipo del 15 por ciento (por toda la base imponible). Este tipo de gravamen del 15 por ciento no resultará de aplicación a aquellas entidades que tengan la consideración de entidad patrimonial (art. 5.2 LIS).
2. Tipo impositivo Entidades Reducida Dimensión (ejercicio anterior INCN inferior a 10 millones de euros): primeros 300.000 euros al 25% y el resto al 28%.
3. Tipo normal: 28%
4. Entidades de crédito: 30%
5. Entidades dedicadas a explotación hidrocarburos: 33%
6. Entidades no lucrativas de interés público Ley 49/2002 de 23 de diciembre: 10% resultado
actividad empresarial.
7. Entidades no lucrativas que no sean de interés público y parcialmente exentas (Capitulo XIV de
la LIS): 25% resultado actividad empresarial.

 

Actividades profesionales en la relación sociedad-socio

10 Abr

Actividades profesionales en la relación sociedad-socio

emprendedorPregunta

¿Puede una persona física que presta servicios profesionales a una sociedad dedicada a la prestación de esos mismos servicios y de la que posee la mayoría de su capital social ser considerada sujeto pasivo del IVA?

Respuesta

La relación entre el socio y la sociedad se debe calificar como laboral (estando no sujeta al IVA), si en función de las condiciones acordadas entre ellos resulta que:

  •  El profesional queda sometido a los criterios organizativos de la entidad,
  •  No percibe una contraprestación económica significativa ligada a los resultados de su actividad, y
  •  La responsabilidad frente a terceros es de la sociedad.

La determinación de si se trata de una relación de dependencia laboral o de una actividad profesional en el ámbito del IVA debe partir de un análisis caso por caso, sobre la base de los indicios que establece la jurisprudencia del TJUE.

En relación con las condiciones laborales , debe entenderse que no existe subordinación cuando el socio se procura y organiza él mismo los medios personales y materiales necesarios para el ejercicio de la actividad. La titularidad por parte de la empresa de los medios principales utilizados en la prestación del servicio determinaría la no sujeción de los servicios prestados por el socio.

Otros indicios vendrían dados por la integración o no del socio en la estructura organizativa de la sociedad. Si el socio es libre de organizar su actividad mediante la elección de horarios, colaboradores etc., no estaría integrado en la estructura organizativa.

En lo referente a las condiciones retributivas , depende de si el socio soporta el riesgo económico de la actividad a efectos de afirmar su independencia. Se considera que existe riesgo económico cuando las retribuciones dependen del beneficio obtenido por la sociedad o del volumen de facturación.

En lo que concierne a la responsabilidad contractual de la actividad desarrollada por el socio frente a los clientes, el TJUE señaló, en el asunto C-235/85, que el incumplimiento de esta condición no es óbice para poder considerar una relación como de independencia.

Normativa/Doctrina

Artículo 9 .1 y 10Directiva 2006/112/CE Consejo, de 28 de noviembre de 2006.

Artículo 7.5º Ley 37/1992, de 28 de diciembre de 1992.

Consulta Vinculante de la DGT V2166-15, de 15 de julio de 2015.

Fuente: INFORMA Agencia tributaria

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: