Tag Archives: organizacion

Impto. Sociedades 2.016 (V). Amortizaciones

10 Jul

Impto. Sociedades 2.016 (V). Amortizaciones

Serán deducibles las cantidades que, en concepto de amortización del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias, correspondan a la depreciación efectiva que sufran los distintos elementos por funcionamiento, uso, disfrute u obsolescencia. Se entiende que tal depreciación es efectiva cuando se practique conforme a alguno de los métodos establecidos en la normativa del Impuesto.

Amortización por tablas

Tipo de elemento Coeficiente lineal máximo Periodo de años máximo Tipo de elemento Coeficiente lineal máximo Periodo de años máximo
Obra civil Elementos de transporte
Obra civil general. 2% 100 Locomotoras, vagones y equipos de tracción. 8% 25
Pavimentos. 6% 34 Buques, aeronaves. 10% 20
Infraestructuras y obras mineras. 7% 30 Elementos de transporte interno. 10% 20
Centrales Elementos de transporte externo. 16% 14
Centrales hidráulicas. 2% 100 Autocamiones. 20% 10
Centrales nucleares. 3% 60 Mobiliario y enseres    
Centrales de carbón. 4% 50 Mobiliario. 10% 20
Centrales renovables. 7% 30 Lencería. 25% 8
Otras centrales. 5% 40 Cristalería. 50% 4
Edificios Útiles y herramientas. 25% 8
Edificios industriales. 3% 68 Moldes, matrices y modelos. 33% 6
Terrenos dedicados exclusivamente a escombreras. 4% 50 Otros enseres. 15% 14
Almacenes y depósitos (gaseosos, líquidos y sólidos). 7% 30 Equipos electrónicos e informáticos. Sistemas y programas
Edificios comerciales, administrativos, de servicios y viviendas. 2% 100 Equipos electrónicos. 20% 10
Instalaciones. Equipos para procesos de información. 25% 8
Subestaciones. Redes de transporte y distribución de energía. 5% 40 Sistemas y programas informáticos. 33% 6
Cables. 7% 30 Producciones cinematográficas, fonográficas, videos y series audiovisuales. 33% 6
Resto instalaciones. 10% 20 Otros elementos 10% 20
Maquinaria. 12% 18
Equipos médicos y asimilados. 15% 14

 

  • Si un elemento patrimonial se ha amortizado contablemente en 2016 por un importe superior al coeficiente máximo, el gasto se acepta siempre que en algún período impositivo anterior se haya contabilizado la amortización del activo por debajo del coeficiente mínimo y, además, no exista perjuicio económico para la Hacienda Pública. Esta situación es muy común cuando se produce la venta de un activo y aparece un gasto por pérdida porque nunca se amortizó el activo o no se dotó el correspondiente deterioro en su momento.
  • Se entiende que existe perjuicio económico cuando el gasto corresponda a un ejercicio prescrito o, como consecuencia del menor gasto, la sociedad aprovechó este hecho para compensar bases imponibles negativas o para aplicar deducciones que caducaban en dicho ejercicio.
  • A la hora de aplicar la libertad de amortización, se tendrá en cuenta siempre la amortización contabilizada como amortización fiscal mínima. No es posible, por lo tanto, en virtud de una libertad de amortización hacer un ajuste extracontable positivo por toda la amortización contable (DGT V2016-12).

 

Elementos patrimoniales utilizados diariamente en más de un turno normal de trabajo

En estos casos se podrá amortizar el activo según el siguiente coeficiente:

Coeficiente mínimo + [(coeficiente Máximo – coeficiente mínimo) x (horas trabajo/8)]

Esta especialización de amortización no será de aplicación a aquellos elementos que por su naturaleza técnica deban ser utilizados de forma continuada.

 

Elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias que se adquieran usados

  • Cuando se trate de activos que no son puestos en condiciones de funcionamiento por primera vez (no se consideran usados los edificios con antigüedad menor de 10 años) el cálculo de la amortización se efectuará sobre el precio de adquisición, hasta el límite resultante de multiplicar por 2 la cantidad derivada de aplicar el coeficiente de amortización lineal máximo. Si se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, existe la posibilidad de amortizar el elemento aplicando, a dicho valor, el coeficiente de amortización lineal máximo.
  • Si no se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, el sujeto pasivo podrá determinar aquél pericialmente.

 

Amortización según porcentaje constante

Si se opta por aplicar este método, el gasto fiscal se determina aplicando, al valor pendiente de amortización del elemento patrimonial, un porcentaje constante sobre el coeficiente de tablas que varía en función del período de amortización:

  • 1,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización inferior a cinco años.
  • 2, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a cinco e inferior a ocho años.
  • 2,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a ocho años.

En ningún caso el porcentaje constante podrá ser inferior al 11 por 100. El importe pendiente de amortizar, en el período impositivo en que se produzca el fin de la vida útil, se amortizará en dicho período impositivo. Los edificios, mobiliario y enseres no podrán amortizarse mediante este método.

 

Mejoras y renovación de inmovilizados

Si algún activo ha sido objeto de mejora o de renovación, la amortización deberá realizarse en los períodos que resten para completar la vida útil del activo al que esta mejora se incorpora.

Cuando la mejora aumente la vida útil del activo deberá tenerse en cuenta tanto en la amortización del activo como en la amortización de la mejora.

 

Libertad de amortización

  • Elementos de inmovilizado material e intangible, excluidos edificios, afectos a I+D. Los edificios afectos a I+D se amortizan de forma lineal en 10 años.
  • Gastos de I+D activados como inmovilizado intangible (salvo amortización de elementos que aplican libertad de amortización).
  • Elementos del inmovilizado material nuevos cuyo precio de adquisición unitario sea inferior a 300€, con límite anual de 25.000€.
  • Adquisición de activos mineros (regulado en el régimen especial).
  • Elementos del inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias de las S.A. Laborales y de las S.L. Laborables, afectos a la realización de sus actividades, adquiridos durante los 5 primeros años a partir de su calificación como tales (también se aplica a los mismos activos de explotaciones asociativas prioritarias según Ley 19/1995).

 

Plan especial de amortización

Los contribuyentes pueden solicitar a la Administración tributaria un plan especial de amortización para cualquier tipo de activo. La solicitud podrá efectuarse durante toda la vida útil del inmovilizado. Si la Administración tributaria no contesta en un plazo de 3 meses, se entiende estimado el plan de amortización propuesto por el contribuyente[1].

 

Fondo de comercio por adquisiciones de negocios y operaciones de reestructuración empresarial

Aunque a partir de 2016 el fondo de comercio se amortiza en un plazo de 10 años (10 por 100), desde el punto de vista fiscal solo se permite una deducción máxima anual del 5 por 100 (20 años). Esta diferencia tiene como consecuencia que se tenga que realizar un ajuste positivo en la base imponible por la citada diferencia entre la amortización contable y la fiscal.

[1] Antes de 2015 las solicitudes solo se podían presentar dentro de los 3 meses posteriores al inicio del plazo de amortización. Si el activo se encontraba en construcción, durante el período de construcción.

Fuente : REAF

I. Soc. 2.016: Diferencias permanentes o temporarias (IV)

6 Jul

I. Soc. 2.016: Diferencias permanentes o temporarias (IV)

Como sabemos, para el cálculo de la base imponible del Impuesto se toma como punto de partida el resultado contable, efectuando sobre el mismo única y exclusivamente los ajustes que prevé la norma. A continuación recogemos algunos gastos e ingresos contables que ocasionan diferencias en la base imponible, teniendo que realizar ajustes positivos o negativos y que, por lo tanto, conviene chequearlos.

 Ajustes positivos

  • Gastos contables derivados de multas, sanciones, donaciones o donativos.
  • Gasto por el Impuesto sobre Sociedades, salvo el satisfecho en el extranjero si se puede aplicar la exención para evitar la doble imposición jurídica por la renta que provenga de actividades económicas.
  • Gasto del administrador cuyo cargo no figure en estatutos como retribuido.
  • Gastos por liberalidades.
  • Gastos por atenciones a clientes y proveedores que excedan del 1% del importe neto de la cifra de negocios.
  • Deterioros contables a excepción de los correspondientes a existencias e insolvencias de deudores, ya que estos últimos sí serán deducibles cuando se cumplan determinados requisitos.
  • Gastos derivados del exceso pagado con motivo de la extinción de una relación laboral o mercantil (que exceda de 1.000.000€ o del importe exento si es superior a esa cifra).
  • Provisión por devoluciones de ventas.
  • Excesos de amortizaciones o provisiones.
  • Por imputación temporal e gastos e ingresos antes o después de su devengo si no lo permite la norma fiscal.
  • Operaciones que a efectos fiscales deben valorarse a valor normal de mercado y a efectos contables no.
  • Amortizaciones contables de activos totalmente amortizados fiscalmente por aplicarles libertad de amortización.
  • Integración de rentas, en el ejercicio del cobro, de operaciones con pago aplazado imputadas fiscalmente según la regla especial de imputación de las mismas.
  • Rentas correspondientes a quitas y esperas en los ejercicios posteriores al que se produjeron.
  • Elementos del inmovilizado transmitidos con pérdidas y recomprados con posterioridad, cuando recuperen el valor.
  • Gastos financieros no deducibles en grupos mercantiles y el exceso de gastos financieros sobre el límite del 30% del beneficio operativo si superan el 1.000.000€.
  • Presunción de existencia de rentas por descubrimiento de bienes y derechos registrados en contabilidad (solo efectúa el ajuste la Administración, salvo presentación fuera de plazo del modelo 720).
  • Rentas negativas derivadas de transmisiones de acciones y participaciones, en la parte correspondiente a dividendos recibidos desde enero de 2009.
  • La reversión del deterioro de las participaciones en empresas no cotizadas.
  • La incorporación de la reserva de capitalización o nivelación por incumplimiento de requisitos.
  • Gastos imputables exclusivamente a actividades exentas y los imputables solo parcialmente a las actividades no exentas, en el régimen especial de entidades parcialmente exentas.

Ajustes negativos

  • Libertad de amortización.
  • Exceso de amortizaciones contabilizadas en ejercicios anteriores que no fueran deducibles en aquellos y sí en este.
  • Pérdidas por deterioro de inmovilizado contabilizadas en ejercicios anteriores, que no se pudieran deducir, y que revierten en el ejercicio al ritmo de la amortización del activo, porque se transmiten o porque se produce la pérdida definitiva.
  • Operaciones que tengan que valorarse a valor de mercado fiscalmente y no por contabilidad.
  • Reversión de pérdidas no deducidas en la transmisión de elementos a empresas del grupo.
  • Deducción de gastos financieros que vieron limitada su deducción en ejercicios anteriores.
  • Determinadas rentas obtenidas por las entidades parcialmente exentas.
  • Operaciones con pago aplazado en el ejercicio en el que se produce la transmisión.
  • El 50 por 100 de las rentas positivas derivadas de la transmisión de inmuebles urbanos adquiridos entre el 12 de mayo y 31 de diciembre de 2012.
  • Dividendos y plusvalías exentas derivadas de participaciones en entidades residentes y no residentes.
  • Reducción por los ingresos obtenidos de determinados activos intangibles (Patent Box).
  • La dotación a la reserva de capitalización o de nivelación.
  • Las rentas por quitas y esperas que no se imputen fiscalmente en el ejercicio en el que se tomó el acuerdo.

 

Fuente: REAF

Impuesto de Sociedades. Operaciones vinculadas (III)

5 Jul

Impuesto de Sociedades. Operaciones vinculadas (III)

Si ha realizado alguna operación, con las personas que enumeramos a continuación, puede que tengan que ser valorarlas a valor de mercado y, en su caso, documentar las mismas[1].

Perímetro de vinculación

  • Una entidad y sus socios o partícipes cuando la participación sea, al menos, de un 25%.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores, salvo en lo correspondiente a la retribución por el ejercicio de sus funciones.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

 

Métodos para valorar estas operaciones

Para llegar al valor de mercado habremos de aplicar uno de los cinco métodos de valoración que prevé la norma fiscal sin que ninguno sea prevalente frente a otros[2]:

  • Precio libre comparable.
  • Coste incrementado.
  • Precio de reventa.
  • Distribución del resultado.
  • Margen neto.

 

Obligación de documentación

No existe la obligación de documentar las operaciones cuya contraprestación no supere 250.000€/año, por todos los conceptos, realizadas con la misma persona o entidad vinculada.

Las empresas cuyo INCN no supere los 45.000.000€ podrán cumplir esta obligación elaborando una documentación simplificada[3] y, si además se trata de una empresa de reducida dimensión, la documentación se podrá entender cumplimentada a través del documento normalizado elaborado al efecto por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (al que se puede acceder en la página web de la AEAT). Estas entidades cumplirán su obligación de documentar con la documentación simplificada, pero sin tener que incluir los comparables.

Se exigirá la documentación íntegra cuando el contribuyente realice alguna de las siguientes operaciones:

  • Con contribuyentes empresarios en el desarrollo de actividades económicas que determinen las rentas de las mismas en el IRPF por el método de estimación objetiva y tengan una participación mínima de, al menos, un 25% en la entidad.
  • Transmisión de negocios.
  • Transmisiones de participaciones en cualquier tipo de entidad no admitida a negociación o admitida en mercados regulados situados en países o territorios calificados como paraísos fiscales.
  • Operaciones sobre intangibles.
  • Transmisión de bienes inmuebles.

 

Norma de seguridad para sociedades profesionales

Si es socio de una sociedad que presta servicios profesionales y no quiere que la Administración pueda discutirle la valoración de las retribuciones que obtiene de la entidad por prestar servicios profesionales a la misma, acójase a esta norma. La puede aplicar cualquier tipo de entidad que cumpla todos y cada uno de los siguientes requisitos:

  • Más del 75% de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales y se cuente con los medios materiales y humanos adecuados para el desarrollo de la actividad.
  • El porcentaje que el importe de las retribuciones de los socios profesionales ha de representar, sobre el resultado previo a la deducción de sus retribuciones, es del 75%.
  • Las retribuciones de cada socio deben ser superiores a 1,5 veces la media de los salarios que cobren el resto de trabajadores con funciones análogas. Si la entidad no tiene empleados que realicen esas funciones, la retribución debe ser igual o mayor a 5 veces el IPREM[4].

 

Ajuste secundario

Se puede evitar la regularización del ajuste secundario si, antes de que la Administración tributaria emita una liquidación, las partes se restituyen los importes que dan lugar al ajuste secundario.

Por ejemplo, si un socio de una sociedad, con participación del 30%, presta servicios a la misma, asignándose una retribución anual de 240.000€ que, posteriormente, queda fijada en 90.000€ por la Inspección y aceptada por el contribuyente, no se realizarán los ajustes secundarios si el socio restituye a la sociedad 150.000€[5].

[1] No hay que documentar las operaciones realizadas entre partes vinculadas si han sido valoradas conforme a lo expuesto en el art. 17 dela Ley, como se ha expuesto en el apartado 4.5 anterior, por aplicarse dicho precepto como norma especial.
[2] En ejercicios iniciados en 2014 y anteriores, los tres primeros eran prevalentes frente a los demás.
[3] Consistirá en una descripción de la naturaleza, características e importe de las operaciones vinculadas. El nombre y apellidos o razón social o denominación completa, domicilio fiscal y número de identificación fiscal del contribuyente y de las personas o entidades vinculadas con las que se realice la operación. Identificación del método de valoración utilizado y los comparables obtenidos y valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.
[4] Para 2016 se ha fijado en 7.455,14 euros/año.
[5] Sí se realizarán los ajustes primarios: menores gastos de personal de la entidad y menores ingresos de trabajo en el socio.

fuente: REAF

Novedades Impto de Sociedades 2.016 (I)

3 Jul

Novedades Impto de Sociedades 2.016 (I)

Sociedades civiles con objeto mercantil

  • Las sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil, que venían tributando en régimen de atribución de rentas, pasan a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir de 2016.
  • Si la sociedad civil llevó contabilidad durante 2014 y 2015, cuando distribuya los beneficios obtenidos en ejercicios en los que tributó por el Impuesto sobre la Renta, los socios no integrarán el importe recibido, salvo que lo que se reparta sean beneficios generados a partir de 2016. Cuando el socio persona jurídica transmita las participaciones podrá aplicar, en su caso, la exención para evitar la doble imposición.
  • Si la sociedad civil no llevó contabilidad durante 2014 y 2015 se entiende, salvo prueba en contrario, que los fondos propios están formados por las aportaciones de los socios, con el límite resultante de restar, al inmovilizado material y a las inversiones inmobiliarias, el pasivo exigible. Los beneficios que la sociedad distribuya a los socios no tributan hasta el importe de dichas aportaciones. A efectos de futuras transmisiones, las participaciones en la sociedad civil adquiridas antes de 1 de enero de 2016 tendrán como valor de adquisición el que derive del anterior.

 

Deducibilidad de la amortización del inmovilizado intangible cuya vida útil no puede estimarse con fiabilidad

Estos intangibles, en los que se incluye el fondo de comercio, se amortizan contablemente a partir de 1 de enero de 2016, como mínimo al 10 por 100 anual. Desde el punto de vista fiscal se seguirán amortizando al 5 por 100. En estos casos surgirá una diferencia temporaria positiva por la diferencia entre el gasto contable y el fiscal.

Patent Box (Ley de Presupuestos para 2016, efectos 1 de julio de 2016)

Se modifica la forma de calcular el importe de la renta objeto de reducción. Si hasta ese momento el beneficio fiscal consistía en integrar solo el 40% de las rentas producidas por la cesión del derecho de uso del intangible, a partir de julio pasado se aplica una reducción en la base imponible que se calculará aplicando el 60% del resultado del siguiente coeficiente:

En el numerador: los gastos relacionados directamente con la creación del activo (incluidos los subcontratados). Estos gastos se incrementarán en un 30%, con el límite del importe del denominador. En el denominador: los mismos gastos del numerador y, en su caso, de la adquisición del activo.

No se incluirán en el coeficiente los gastos financieros, las amortizaciones de inmuebles u otros gastos no relacionados directamente con la creación del activo.

Además, se regula el siguiente régimen transitorio

  • Cesiones del derecho de uso o explotación realizadas con anterioridad al 27 de septiembre de 2013: se podrá optar por aplicar, en todos los periodos impositivos que resten, hasta la finalización de los contratos correspondientes, el régimen establecido en el artículo 23 del RDL 4/2004. La opción se realizará en la declaración del período 2016. A partir de 30-06-21 se deberá aplicar el nuevo régimen.
  • Cesiones del derecho de uso o de explotación que se hayan realizado desde el 27 de septiembre de 2013 hasta el 30 de junio de 2016: en estos casos el contribuyente podrá optar por aplicar el régimen establecido en la Ley del Impuesto según redacción vigente a 1 de enero de 2015. La opción se debe de ejercitar en la declaración de 2016. A partir de 30-06-21 se deberá aplicar el nuevo régimen.
  • Transmisiones de activos intangibles que se realicen a partir del 1 de julio de 2016 hasta el 30 de junio de 2021: podrán optar, del mismo modo, por el régimen establecido en el artículo 23, según redacción vigente a 1 de enero de 2015. Se ejercitará la opción en la declaración del período de transmisión.

 

Pérdidas por deterioro de participaciones en empresas no cotizadas

La reversión obligatoria de las pérdidas por deterioro de participaciones que resultaron deducibles en períodos impositivos iniciados antes de 1 de enero de 2013, se integrarán como mínimo en una quinta parte de las mismas a partir ya de ejercicios iniciados a 1 de enero de 2016.

  • En el caso de que se produzca una reversión superior porque se haya producido un incremento de los fondos propios de la participada, se hayan repartido dividendos, o bien se haya recuperado el valor contable de la participación, se integrará toda la renta positiva correspondiente a la misma y, si quedase deterioro aún por integrar, se adicionará a la base imponible por partes iguales en los ejercicios que resten hasta el iniciado en 2020.
  • Si en los ejercicios iniciados desde 2016 se transmite la participación, se integrarán las cantidades pendientes de revertir con el límite de la renta positiva derivada de la transmisión. En estos casos si se vende con pérdidas, o bien el beneficio no supera el importe pendiente de la reversión no se tendrá que imputar ingreso alguno por el ajuste extracontable realizado en su día.

 

Compensación de bases imponibles negativas (BIN’s) y reversión de DTA para grandes empresas

  • Se limita para ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016 la compensación de las bases imponibles negativas al 50 y 25% de la base imponible del ejercicio, en función de que el importe neto de la cifra de negocios alcance los 20 millones de euros sin llegar a los 60 o de que supere dicho importe. En cualquier caso, siempre será deducible un millón de euros.
  • Los contribuyentes con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 20 millones de euros seguirán compensando las bases imponibles negativas como estaba previsto, con un máximo del 60% de la base imponible del ejercicio, y aplicando el mínimo del millón de euros en cualquier caso. A partir de 2017 este porcentaje pasa a ser el 70%.

 

Compensación de cuotas negativas para cooperativas

  • Se limita para ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2016 la compensación de las cuotas tributarias negativas al 50 y 25% de la cuota íntegra previa a su compensación, en función de que el importe neto de la cifra de negocios alcance los 20 millones de euros sin llegar a los 60 o de que supere dicho importe, respectivamente. En todo caso podrán compensar una cuantía mínima del tipo medio aplicado al millón de euros.

Asimismo, las cooperativas con importe neto de la cifra de negocios inferior a 20 millones de euros seguirán pudiendo compensar cuotas negativas, como estaba previsto, con un máximo del 60% de la cuota íntegra en 2016 y aplicando el mínimo. En 2017 el límite será el 70%.

 

Nuevo límite a la aplicación de las deducciones por doble imposición interna e internacional

Se limita a un 50% de la cuota del ejercicio el importe a deducir para las entidades cuyo importe neto de la cifra de negocios sea de al menos 20 millones de euros en los 12 meses anteriores al inicio del período impositivo.

El límite opera sobre las deducciones por doble imposición generadas en el ejercicio, y sobre las pendientes de deducir que se hayan originado en ejercicios anteriores, para evitar la doble imposición jurídica internacional (art. 31 LIS), doble imposición económica internacional (art. 32 LIS), deducción por doble imposición interna de valores adquiridos antes de ejercicios iniciados a partir de 01-01-15 (DT 23ª LIS) y sobre la de impuestos soportados en el extranjero por una entidad en el régimen de transparencia fiscal internacional.

 

Porcentajes de deducción por donativos a entidades de la Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo

La deducción es del 35% de la base de deducción del donativo, con el límite del 10% de la base liquidable.

No obstante, si en los 2 períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del período impositivo anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad será el 40%. En 2015 fue del 37,50%.

Tipos impositivos

Entidad crédito  

30%

Hidrocarburos
General        25%
Pymes
Cooperativas de crédito y cajas rurales
Mutuas
SGR y de refinanciación
Colegios y asociaciones profesionales
Entidades sin ánimo de lucro no ley 49/2002
Fondos de promoción de empleo
Uniones, federaciones y confederaciones de cooperativas
Entidades de derecho público, puertos del Estado
Cooperativas protegidas 20%
Nueva creación 15%
Entidades sin ánimo de lucro ley 49/2002 10%
Sociedades de Capital Variable 1%
Fondos de Inversión, SII, FII y Fondos mercado hipotecario
Fondos de pensiones 0%

 

Las grandes empresas que durante 2013 y 2014 tuvieron limitada al 70% la amortización contable fiscalmente deducible, como se reducen los tipos de gravamen, se les da la posibilidad de detraer de la cuota íntegra un porcentaje de las cantidades que integren en la base imponible derivadas de amortizaciones no deducidas en los periodos impositivos iniciados en 2013 y 2014. La deducción será del 5% en 2016 (2% en 2015).

Esta deducción también pueden aplicarla, con los mismos porcentajes, los contribuyentes que se acogieron a la actualización de balances en 2013, que no empiezan a amortizar la diferencia de actualización hasta 2015 y siguientes.

 

Prestación patrimonial por conversión de activos por impuesto diferido en crédito exigible frente a la Administración tributaria

Los contribuyentes que tengan registrados activos por impuestos diferidos (DTA) que den derecho a su monetización estarán obligados a pagar una prestación patrimonial, consistente en el 1,5% de los DTA por conversión de los mismos en un crédito exigible frente a la Administración tributaria.

Esta prestación se devengará el día del inicio del plazo voluntario de declaración por el Impuesto, coincidiendo su plazo de ingreso con el establecido para la autoliquidación e ingreso. El importe de la prestación se calcula sobre el saldo de los DTA existente el último día del período impositivo correspondiente al Impuesto.

 

Fuente: REAF

ÚLTIMAS NORMAS PUBLICADAS JUNIO 2017

27 Jun

ÚLTIMAS NORMAS PUBLICADAS

  Normativa Estatal

 

Resolución de 4 de abril de 2017, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria

Se aprueba la norma que regula la asistencia a los obligados tributarios y ciudadanos en su identificación telemática ante las entidades colaboradoras con ocasión del pago telemático de las tasas que constituyen recursos de la Administración General del Estado y sus Organismos Públicos, mediante el sistema de firma no avanzada con clave de acceso en un registro previo (Sistema Cl@ve Pin) y firma electrónica de funcionario o empleado público.

B.O.E. de 20 de abril de 2017

 

Orden HFP/399/2017, de 5 de mayo

Se aprueban los modelos de declaración del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes correspondiente a establecimientos permanentes y a entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, para los períodos impositivos iniciados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016, se dictan instrucciones relativas al procedimiento de declaración e ingreso y se establecen las condiciones generales y el procedimiento para su presentación electrónica.

B.O.E. de 9 de mayo de 2017

 

 

Orden HFP/417/2017, de 12 de mayo

Se regulan las especificaciones normativas y técnicas que desarrollan la llevanza de los Libros registro del Impuesto sobre el Valor Añadido a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria establecida en el artículo 62.6 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, y se modifica otra normativa tributaria.

B.O.E. de 15 de mayo de 2017

 

 

Orden JUS/471/2017, de 19 de mayo

Se aprueban los nuevos modelos para la presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de los sujetos obligados a su publicación.

B.O.E. de 25 de mayo de 2017

 

 

Real Decreto 529/2017, de 26 de mayo

Se modifica el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre.

B.O.E. de 27 de mayo de 2017

 

 

Orden HFP/550/2017, de 15 de junio

Se aprueba el modelo 221 de autoliquidación de la prestación patrimonial por conversión de activos por impuesto diferido en crédito exigible frente a la administración tributaria.

B.O.E. de 16 de junio de 2017

 

FUENTE: REAF

Posibilidad de una tercera comprobación de valor por parte de la Administración

18 Abr

Posibilidad de realizar una tercera comprobación de valor por parte de la Administración

En esta Resolución el Tribunal analiza las circunstancias que deben concurrir para que la Administración tenga vedado practicar una tercera valoración en virtud del criterio jurisprudencial del Tribunal Supremo. El Alto Tribunal interpreta que un acto de liquidación anulado por motivos formales puede y debe ser repetido por la Administración, siempre que no reincida en el mismo error que determinó su anulación.

En este sentido, es necesario que el error cometido (en este caso el déficit de motivación de la comprobación de valor) surta efectos jurídicos frente al obligado tributario, es decir, que se incorpore a un acto administrativo, que ese acto sea anulado en vía administrativa (ya sea con ocasión de la interposición de un recurso de reposición o de una reclamación económico-administrativa) o en vía jurisdiccional, por apreciar la existencia de ese error o defecto y, finalmente, que la Administración dicte nueva resolución sobre el mismo asunto incurriendo en el mismo defecto.

Es necesario, en suma, que haya dos actos administrativos sobre un mismo asunto que incidan en el mismo error para que quede vedada a la Administración la posibilidad de practicar una tercera valoración. En caso contrario, la Administración podrá valorar por tercera vez.

T.E.A.C. Resolución nº 05240/2016, de 19 de enero de 2017

FUENTE: REAF

Entidades patrimoniales

26 Feb

Entidad patrimonial

Debe prestar atención a los balances trimestrales para saber si una sociedad tiene o no la condición de entidad patrimonial y calcular la media de los activos de los balances trimestrales. Si más de la mitad del activo está formado por bienes no afectos, o bien por acciones y participaciones, la entidad será patrimonial. Las acciones o participaciones se consideran bienes afectos cuando otorguen al menos el 5 por 100 del capital y se posean como mínimo durante un año con la finalidad de dirigir y gestionar la participación, siempre que se disponga de la correspondiente organización de medios materiales y personales para ello.

A estos efectos no se computarán ni el dinero ni los derechos de crédito procedentes de la transmisión de elementos patrimoniales afectos a actividades económicas o valores, que se haya realizado en el período impositivo o en los dos períodos impositivos anteriores.

Si una sociedad tiene la consideración de entidad patrimonial tenga en cuenta que:

  • No podrá aplicar ningún incentivo de los regulados para las ERD.
  • Si vende acciones de una sociedad patrimonial no se podrá aplicar la exención para evitar la doble imposición por la parte del beneficio de la venta de las participaciones que se corresponda con la plusvalía tácita.
  • No podrá aplicar el tipo de gravamen reducido del 15 por 100 si la empresa es de nueva creación.
  • No podrá compensar las bases imponibles negativas si se adquiere una sociedad patrimonial en la que se participa en más del 50 por 100 si, al final del periodo impositivo en que se generó la base negativa, se ostentaba un porcentaje inferior al 25 por 100.

 

El saldo de tesorería generado por el beneficio procedente de las actividades ordinarias, como son las ventas o las prestaciones de servicios, no convierten a una entidad en sociedad patrimonial, al no computarse dicho saldo como bien no afecto (DGT V3440-15).

Si ha transmitido activos de inmovilizado y ha obtenido beneficios extraordinarios tenga en cuenta que, si no se reinvierten los importes correspondientes a esos beneficios en un plazo máximo de 3 años, es posible que pase a ser sociedad patrimonial ya que dicho saldo de tesorería pasa a computar como bien no afecto.

Fuente: REAF

 

Compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

24 Ene

Compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

Limitación cuantitativa a la compensaciónperdidas

Se vuelve a la limitación de la compensación de BIN’s y de la reversión de determinados créditos fiscales al 50% de la base imponible previa a la aplicación de la reserva de capitalización para entidades con INCN, en los 12 meses anteriores al inicio del período impositivo, de al menos 20 millones de euros. El límite será del 25% si el INCN fue de 60 millones de euros o más. Sigue vigente el importe mínimo de compensación de 1 millón de euros.

Las entidades con INCN menor de 20 millones de euros seguirán aplicando en 2016 el límite del 60% y el mínimo del millón de euros. En 2017, si la norma no cambia, estos contribuyentes aplicarán el 70%.

 

Limitación a la compensación de bases negativas cuando se adquieren entidades

Aunque la propia sociedad que genera la base imponible negativa es la que tiene derecho a la compensación, salvo casos de reestructuración empresarial o consolidación fiscal, hay que tener presente una serie de cautelas que impiden tal compensación.

No se pueden compensar cuando la entidad que tiene las bases imponibles negativas es adquirida por persona/as vinculada/as que, teniendo menos del 25 por 100 de titularidad en el ejercicio en que se generó la base negativa, adquieren, con posterioridad, una participación que les otorga, al menos, el 50 por 100 del capital y, además, concurre alguna de las siguientes circunstancias:

  • La entidad hubiera estado inactiva dentro de los 3 meses antes de la adquisición.
  • La actividad económica en los 2 años siguientes a la adquisición sea diferente de la realizada con anterioridad (según CNAE) y la cifra de negocios sea superior al 50 por 100 del INCN de los 2 años anteriores.
  • Se trate de una sociedad patrimonial.
  • Se haya dado de baja en el índice de entidades por no presentar, durante 3 períodos impositivos consecutivos, la declaración del Impuesto sobre Sociedades.

Si la sociedad es de nueva creación y aplica el tipo del 15 por 100, puede ser interesante no compensar las bases imponibles negativas en los dos primeros años que obtenga bases positivas y aplazar dicha compensación a partir del tercer año, que es cuando comienza a tributar al tipo general, en lugar de hacerlo al reducido.

Si el período impositivo es inferior al año, el importe de la base imponible negativa que puede ser compensada es el resultado de multiplicar 1.000.000€ por la proporción existente entre la duración del periodo impositivo con respecto al año entero.

Fuente: REAF

Amortizaciones

22 Ene

Amortizacionescierres

Hay que verificar si las amortizaciones contables coinciden con las fiscales. De no ser así habrá que realizar ajustes extracontables para adaptar el gasto contable al fiscal.

Adquisición de elementos de escaso valor

Chequee los elementos patrimoniales nuevos que ha adquirido durante el ejercicio y, si el precio de adquisición unitario de los mismos no excede de 300€ y la suma en conjunto de 25.000€, podrá aplicar la libertad de amortización por cada uno de ellos.

Adquisición de elementos usados

Si en su balance tiene algún elemento patrimonial usado podrá amortizarlo aplicando el porcentaje máximo de tablas que le corresponda multiplicado por 2. Dicho porcentaje se aplicará sobre el precio de adquisición o, si no conoce el precio de adquisición originario sobre el resultante de una peritación. No se consideran usados los edificios con antigüedad menor de 10 años a estos afectos.

No es aplicable el método de amortización para bienes usados si se adquieren a entidad del grupo mercantil.

Regla especial de amortización 2013 y 2014

Hay que tener en cuenta que en 2016 sigue revertiendo el 30 por 100 del gasto por amortización que no fue fiscalmente deducible en los años 2013 y 2014. Las empresas que vieron limitado este gasto son las que no tenían la condición de empresas de reducida dimensión en 2013 y 2014.

A partir de 2015 se recupera el gasto no deducido de forma lineal en 10 años siguientes, salvo que hubiera optado por recuperarlo durante la vida útil restante del elemento patrimonial. Si se vendiera el activo se recuperaría vía ajuste negativo en el ejercicio de la transmisión.

Activos adquiridos en 2003 y 2004

Detecte si la empresa aún mantiene activos que fueron adquiridos entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2004. Si es así y aún se amortizan, los coeficientes lineales máximos se multiplican por 1,1.

Libertad de amortización

Se permite aplicar libertad de amortización a:

  • Los elementos de inmovilizado material e intangible, excluidos edificios, afectos a I+D. Los edificios afectos a I+D se amortizan linealmente en 10 años.
  • Los gastos de Investigación y Desarrollo (I+D) activados como inmovilizado intangible (salvo amortización de elementos que aplican libertad de amortización).
  • Los elementos del inmovilizado material nuevos cuyo precio de adquisición no exceda de 300€, con límite anual de 25.000€.
  • Los activos mineros.

A la hora de aplicar la libertad de amortización se tendrá en cuenta siempre la amortización contabilizada como amortización fiscal mínima. No es posible, por lo tanto, en virtud de una libertad de amortización hacer un ajuste extracontable negativo por la totalidad de la inversión (DGT V2016-12).

Fondo de comercio por adquisiciones de negocios y operaciones de reestructuración empresarial

 Aunque a partir de 2016 el fondo de comercio se amortiza en un plazo de 10 años (10 por 100), desde el punto de vista fiscal solo se permite una deducción máxima anual del 5 por 100 (20 años). Esta diferencia tiene la consecuencia de tener que realizar en la base imponible un ajuste positivo por la diferencia entre la amortización contable y la fiscal.

Ya no es posible deducir el fondo de comercio que surge como consecuencia de una fusión, al quedar exento el beneficio obtenido en la transmisión de participaciones. Recordamos que antes de 2015 no se aplicaba la deducción para evitar la doble imposición a la parte del beneficio que correspondía a la plusvalía tácita.

Tampoco es necesario dotar una reserva indisponible por el importe del valor del fondo de comercio. Este último requisito ha sido eliminado tanto en la norma del Impuesto sobre Sociedades como en la normativa mercantil.

FUENTE: REAF

 

Anticipando el Cierre de Ejercicio Contable…

7 Nov

Anticipando el Cierre de Ejercicio Contable 2.016… cierres

Cada vez que se acerca el final del período de un ejercicio contable, debemos realizar una serie de operaciones, pero yo recomiendo anticipar ese cierre a mediados del mes de noviembre, si el ejercicio va del uno de enero al treinta y uno de diciembre, para evitar sorpresas de última hora que puedan ocasionar escenarios desagradables en nuestra contabilidad.

Debemos reunirnos con el asesor externo, si lo tenemos, y repasar:

1. La Cifra de negocio actual y esperada

2. Calcular el gasto de estructura medio de la empresa actual y esperado

3. Si tenemos prespuesto, analizar las posibles desviacionies hasta la fecha y esperadas.

4. Analizara las dotaciones a la amortización

5. Simular la posible variación de existencias.

6. Calcular los pedidos pendientes de compras y ventas.

7. Repasar los IVA’s resultantes esperados al final del período para verificar que son acordes a nuestra actividad.

8. Calcular el Resultado del ejercicio esperado.

9. Analizar si quedarán operaciones reconocidas pendientes de formalizar al cierre del ejercicio.

10. Con todos estos ajustes simulados, analizar la estructura resultante del Balance de Situación.

…. entre otros.

Es importantísimo anticipar el resultado del ejercicio durante estos días, y no esperar al 30 de enero, cuando ya no hay posibilidad de correcciones, si fuera necesario.

José María Marco Lázaro

El ICAC expedienta a algunas sociedades por no depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.

19 Ago

Apertura por parte del ICAC, de expedientes sancionadores a algunas sociedades que no han cumplido con la obligación de depositar sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.RegistroMercantil

De acuerdo con lo establecido en el artículo 279.1 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, “Dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales, los administradores de la sociedad presentarán, para su depósito en el Registro Mercantil del domicilio social, certificación de los acuerdos de la junta de socios de aprobación de dichas cuentas, debidamente firmadas, y de aplicación del resultado, así como, en su caso, de las cuentas consolidadas, a la que se adjuntará un ejemplar de cada una de ellas. Los administradores presentarán también, el informe de gestión, si fuera obligatorio, y el informe del auditor, cuando la sociedad esté obligada a auditoría por una disposición legal o ésta se hubiera acordado a petición de la minoría o de forma voluntaria y se hubiese inscrito el nombramiento de auditor en el Registro Mercantil.”.

El artículo 282.1 dispone que ”El incumplimiento por el órgano de administración de la obligación de depositar, dentro del plazo establecido, los documentos a que se refiere este capítulo dará lugar a que no se inscriba en el Registro Mercantil documento alguno referido a la sociedad mientras el incumplimiento persista.”. En el apartado 2 del mismo artículo se relacionan algunas excepciones.

Asimismo, según el artículo 283 del mismo texto legal:

“1. El incumplimiento por el órgano de administración de la obligación de depositar, dentro del plazo establecido, los documentos a que se refiere este capítulo, también dará lugar a la imposición a la sociedad de una multa por importe de 1.200 a 60.000 euros por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, previa instrucción de expediente conforme al procedimiento establecido reglamentariamente, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Cuando la sociedad o, en su caso, el grupo de sociedades tenga un volumen de facturación anual superior a 6.000.000 euros el límite de la multa para cada año de retraso se elevará a 300.000 euros.

  1. La sanción a imponer se determinará atendiendo a la dimensión de la sociedad, en función del importe total de las partidas del activo y de su cifra de ventas, referidos ambos datos al último ejercicio declarado a la Administración tributaria. Estos datos deberán ser facilitados al instructor por la sociedad; su incumplimiento se considerará a los efectos de la determinación de la sanción. En el supuesto de no disponer de dichos datos, la cuantía de la sanción se fijará de acuerdo con su cifra de capital social, que a tal efecto se solicitará del Registro Mercantil correspondiente.
  2. En el supuesto de que los documentos a que se refiere este capítulo hubiesen sido depositados con anterioridad a la iniciación del procedimiento sancionador, la sanción se impondrá en su grado mínimo y reducida en un cincuenta por ciento.
  3. Las infracciones a que se refiere este artículo prescribirán a los tres años.”.

Por otra parte, hay que saber que conforme al 371 del Reglamento del Registro Mercantil, al finalizar cada año, los Registradores Mercantiles deben de remitir a la Dirección General de los Registros y del Notariado y esta, a su vez, al ICAC, una relación alfabética de las sociedades que no hubieran cumplido en debida forma la obligación de depósito de las cuentas anuales, para la incoación del correspondiente expediente sancionador. Por lo tanto, el ICAC tiene conocimiento cada año de las sociedades que no han efectuado el depósito.

Ya se ha producido alguna sanción por falta de presentación, siendo llamativo el sistema de graduación de la misma – entre el mínimo de 1.200 y el máximo de 60.000 ó 300.000 euros- en base al siguiente método:

  •  La sanción será del 0,5‰ del importe total de las partidas de activo, más el 0,5‰ de la cifra de ventas de la entidad de la última declaración a la Administración Tributaria, cuyo original se ha de presentar.
  •  Con carácter subsidiario –si no se aporta la declaración tributaria requerida- la sanción se cuantifica en el 2% del capital social según los datos obrantes en el Registro Mercantil.
  • En caso de que se aporte la declaración tributaria, y la sanción resultante de aplicar los mencionados porcentajes a la suma de las partidas del activo y a las ventas fuera mayor que el 2% del capital, se aplicará esta última reducida en un 10% -suponemos que para tener en cuenta que se ha cumplido con el deber de aportar los datos-.

Este procedimiento se sigue conforme a los preceptos de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, lo cual se concreta en que desde que se notifica la incoación del expediente sancionador se da un plazo para efectuar alegaciones de 15 días, en que existe un plazo para resolverlo y notificar dicha resolución de 6 meses desde la fecha del acuerdo de incoación, pasado el cual caduca el expediente, o que se puede suspender o interrumpir el cómputo del plazo en los casos que prevé la citada norma.

Cabe mencionar el apartado 5 del artículo 378 del Reglamento del Registro Mercantil, en el que se establece que no procederá el cierre del Registro cuando las cuentas no se hubieran depositado por no estar aprobadas por la Junta General, siempre que “se acredite esta circunstancia mediante certificación del órgano de administración con firmas legitimadas o copia autorizada del acta notarial de Junta general en la que conste la no aprobación de las cuentas anuales”. Cada seis meses, la sociedad deberá reiterar la subsistencia de la falta de aprobación mediante certificaciones y/o actas que se inscribirán y publicarán en el BORME.

En esta misma línea, debemos hacer referencia también a la sentencia de la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso) de fecha 9 de junio de 2006 que vincula la imposibilidad de depositar cuentas anuales con la presentación del mencionado certificado. En este sentido, la sentencia señala que “la obligación de depositar las cuentas supone que cuando tal aprobación no se ha producido es necesario la acreditación de tal falta de aprobación así como su causa”, es decir, “que el depósito de las cuentas engloba no solo el depósito de las aprobadas, sino también la comunicación al registro en aquellos casos que no se hubiesen aprobado comunicando la razón, y que tal obligación, de depósito o comunicación de la falta de la aprobación es una sola obligación”.

Fuente: REAF

Contabilización del efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas ….

18 Ago

NORMAS DE REGISTRO Y VALORACIÓN CONTABLE. Contabilización del efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas por entidades con pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores que se encuentran pendientes de compensar fiscalmente.

 

Consulta

Sobre la forma de contabilizar el efecto impositivo asociado a las subvenciones de capital recibidas por entidades con pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores que se encuentran pendientes de compensar fiscalmente.

 

Respuesta:

La norma de registro y valoración (NRV) 13ª. Impuestos sobre beneficios del Plan General de Contabilidad, en su apartado 2.1, al definir las diferencias temporarias señala que éstas se producen:

” (…)

b) En otros casos, tales como:

En los ingresos y gastos registrados directamente en el patrimonio neto que no se computan en la base imponible (…)”

Las subvenciones de capital reconocidas directamente en el patrimonio neto constituyen un ingreso cuya imputación a la base imponible se producirá en los periodos impositivos siguientes, circunstancia que pone de manifiesto la citada diferencia temporaria, que desde la lógica del denominado enfoque de balance cabría atribuir a un pasivo sin valor en libros pero con una base fiscal equivalente a la tributación diferida.

Por otro lado, el apartado 4. Gasto (ingreso) por impuesto sobre beneficios, tercer párrafo, de la citada NRV 13ª estipula que: “El gasto o el ingreso por impuesto diferido se corresponderá con (…) el reconocimiento e imputación a la cuenta de pérdidas y ganancias del ingreso directamente imputado al patrimonio neto que pueda resultar de la contabilización de aquellas deducciones y otras ventajas fiscales que tengan la naturaleza económica de subvención”.

Por lo tanto, en el momento del reconocimiento de la subvención en el patrimonio deberá registrarse el correspondiente pasivo por impuesto diferido, cuya reversión se irá produciendo a medida que se vaya imputando la subvención a la cuenta de resultados.

Consulta núm. 3 de contabilidad del BOICAC núm. 105 de marzo de 2016. Fuente: REAF

Las discrepancias entre los socios sobre la gestión de una sociedad es un motivo….

8 Ago

Las discrepancias entre los socios sobre la gestión de una sociedad es un motivo económico lopublicoválido para aplicar el régimen especial de reestructuración empresarial en el Impuesto sobre Sociedades

En esta ocasión una sociedad, cuyo objeto social es el almacén de maderas, segrega su patrimonio en tres partes iguales. El contribuyente, a diferencia de lo que entiende la Administración tributaria, sostiene que existe motivo económico válido y aplica el régimen especial de reestructuración empresarial. La escisión se ha realizado por las diferencias de criterios entre los socios sobre la forma de llevar la gestión de la empresa.

El Tribunal da la razón al recurrente. Entiende que los problemas que existen entre los socios sobre cómo gestionar la sociedad, que dieron lugar a requerimientos notariales y a la interposición de demandas, ponen de manifiesto la tensión existente en el seno de una entidad mercantil de carácter marcadamente personalista.

Este ambiente de malestar entre los socios impide una gestión adecuada de la entidad y justifica una reorganización empresarial, por lo que la escisión realizada cumple con el motivo económico válido que se precisa para que se pueda aplicar el régimen especial.

____________________________________________________________________________________Tribunal Supremo Nº de recurso 2581/2014, de 17 de marzo de 2016

Operaciones vinculadas

17 Jun

Operaciones vinculadas

Si ha realizado alguna operación, con las personas que enumeramos a continuación, puede que tengan que ser valorarlas a valor de mercado y, en su caso, documentar las mismas.

Perímetro de vinculación

  • Una entidad y sus socios o partícipes si se tiene, al menos, un 25% de participación.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores, salvo en lo correspondiente a la retribución por el ejercicio de sus funciones.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

Métodos para valorar estas operaciones

Para llegar al valor de mercado habremos de aplicar uno de los cinco métodos de valoración que prevé la norma fiscal sin que ninguno sea prevalente frente a otros:

 

  • Precio libre comparable.
  • Coste incrementado.
  • Precio de reventa.
  • Distribución del resultado.
  • Margen neto.

 

Obligación de documentación

No existe la obligación de documentar las operaciones cuya contraprestación no supere 250.000€/año, por todos los conceptos, realizadas con la misma persona o entidad vinculada.

Las empresas cuya cifra de negocio no supere los 45.000.000€ deberán elaborar una documentación simplificada y si, además, se trata de una empresa de reducida dimensión, la documentación se podrá entender cumplimentada a través del documento normalizado elaborado al efecto por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Estas entidades no deberán aportar los comparables obtenidos ni el valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.

Se exigirá la documentación íntegra cuando el contribuyente realice alguna de las siguientes operaciones:

  • Con contribuyentes empresarios que determinen las rentas en el IRPF por el método de estimación objetiva y tengan una participación mínima, de al menos, de un 25 por 100 en la entidad.
  • Transmisión de negocios.
  • Transmisiones de participaciones en cualquier tipo de entidad no admitida a negociación o admitida en mercados regulados situados en países o territorios calificados como paraísos fiscales.
  • Operaciones sobre intangibles
  • Transmisión de bienes inmuebles.

 

Norma de seguridad para sociedades profesionales

Si es socio de una sociedad que presta servicios profesionales y no quiere que la Administración pueda discutirle la valoración de las retribuciones que obtiene de la entidad por prestar servicios profesionales a la misma, acójase a esta norma. La puede aplicar cualquier tipo de entidad que cumpla todos y cada uno de los siguientes requisitos:

  • Más del 75% de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales y se cuente con los medios materiales y humanos adecuados para el desarrollo de la actividad.
  • El porcentaje que el importe de las retribuciones de los socios profesionales ha de representar, sobre el resultado previo a la deducción de sus retribuciones es del 75% (antes de 2015 se establecía en el 85%).
  • Las retribuciones de cada socio deben ser superiores a 1,5 veces por la media de los salarios que cobren el resto de trabajadores con funciones análogas (antes tenía que ser el doble). Si la entidad no tiene empleados, la retribución debe ser igual o mayor a 5 veces el IPREM.

Ajuste secundario

Desde 2015 se puede evitar la regularización del ajuste secundario si antes de que la Administración tributaria emita una liquidación las partes se restituyen los importes que dan lugar al ajuste secundario.

Por ejemplo, si un socio de una sociedad, con participación del 30%, presta servicios a la misma, asignándose una retribución anual de 240.000€ que, posteriormente, queda fijada en 90.000€ por la Inspección y aceptada por el contribuyente, no se realizarán los ajustes secundarios (sí los primarios: menores gastos de personal de la entidad y menores ingresos de trabajo en el socio) si el socio restituye a la sociedad 150.000€.

Otras cuestiones

Si una sociedad ha prestado varios servicios conjuntamente a favor de varias personas o entidades vinculadas y no es posible individualizar los servicios, se permite, al objeto de cuantificar el gasto deducible atribuible a cada una de las partes vinculadas, la distribución de la contraprestación total entre las personas o entidades beneficiarias de acuerdo con un criterio razonable de reparto.

Recuerde que en un procedimiento administrativo cuando la corrección de valor no es el único hecho comprobado, la propuesta de liquidación de la corrección de valor deberá de documentarse en un acta distinta de las que deban formalizarse por el resto de los hechos imponibles investigados.

Cuando la liquidación por comprobación de operaciones vinculadas adquiere firmeza, la Administración tributaria estará obligada a regularizar la situación tributaria de las demás personas o entidades vinculadas conforme al valor comprobado firme, reconociendo, si corresponden, los intereses de demora.

Fuente: REAF

 

Actividades profesionales en la relación sociedad-socio

10 Abr

Actividades profesionales en la relación sociedad-socio

emprendedorPregunta

¿Puede una persona física que presta servicios profesionales a una sociedad dedicada a la prestación de esos mismos servicios y de la que posee la mayoría de su capital social ser considerada sujeto pasivo del IVA?

Respuesta

La relación entre el socio y la sociedad se debe calificar como laboral (estando no sujeta al IVA), si en función de las condiciones acordadas entre ellos resulta que:

  •  El profesional queda sometido a los criterios organizativos de la entidad,
  •  No percibe una contraprestación económica significativa ligada a los resultados de su actividad, y
  •  La responsabilidad frente a terceros es de la sociedad.

La determinación de si se trata de una relación de dependencia laboral o de una actividad profesional en el ámbito del IVA debe partir de un análisis caso por caso, sobre la base de los indicios que establece la jurisprudencia del TJUE.

En relación con las condiciones laborales , debe entenderse que no existe subordinación cuando el socio se procura y organiza él mismo los medios personales y materiales necesarios para el ejercicio de la actividad. La titularidad por parte de la empresa de los medios principales utilizados en la prestación del servicio determinaría la no sujeción de los servicios prestados por el socio.

Otros indicios vendrían dados por la integración o no del socio en la estructura organizativa de la sociedad. Si el socio es libre de organizar su actividad mediante la elección de horarios, colaboradores etc., no estaría integrado en la estructura organizativa.

En lo referente a las condiciones retributivas , depende de si el socio soporta el riesgo económico de la actividad a efectos de afirmar su independencia. Se considera que existe riesgo económico cuando las retribuciones dependen del beneficio obtenido por la sociedad o del volumen de facturación.

En lo que concierne a la responsabilidad contractual de la actividad desarrollada por el socio frente a los clientes, el TJUE señaló, en el asunto C-235/85, que el incumplimiento de esta condición no es óbice para poder considerar una relación como de independencia.

Normativa/Doctrina

Artículo 9 .1 y 10Directiva 2006/112/CE Consejo, de 28 de noviembre de 2006.

Artículo 7.5º Ley 37/1992, de 28 de diciembre de 1992.

Consulta Vinculante de la DGT V2166-15, de 15 de julio de 2015.

Fuente: INFORMA Agencia tributaria

A %d blogueros les gusta esto: