Tag Archives: contabilidad
10 Dic

La cuota soportada en la compra de los vehículos de los agentes comerciales se presume totalmente deducible, sean o no coches de empresa

En esta sentencia se analiza el significado de las presunciones de deducción -total o parcial- del IVA asociado a la adquisición de un vehículo. En concreto, en relación a los vehículos utilizados para los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales, la Administración interpreta que la presunción de la afectación total del vehículo, que tipifica la ley del Impuesto, se refiere a representantes o agentes comerciales que desarrollan esa actividad como profesionales, no a empleados de la propia empresa. Así, en base a la literalidad de la norma, no permite deducir la totalidad del Impuesto.

 

Según el Tribunal, procede realizar una interpretación que tenga en cuenta el propósito del legislador, que fue regular una presunción de afectación al 100 por 100 en aquellos desplazamientos que conllevan las actividades comerciales y de representación, por entender que los mismos tienen un carácter permanente. Así, con independencia de que los mismos sean realizados por personal autónomo o por trabajadores por cuenta ajena, resulta de aplicación la presunción de deducción total del IVA soportado.

 

Tribunal Supremo, nº de Recurso 4069/2017, de 19 de julio de 2018

Fuente: REAF

Anuncios

NUEVOS MODELOS IVA

1 Nov

Nuevos Modelos IVA y 347

AEAT_BOE 31102018_APROBACIONMODELOSIVAYMOD347

 

josé maría marco lázaro

Varias cuestiones en relación con la Reserva de Capitalización

14 Sep

Varias cuestiones en relación con la reducción por reserva de capitalización, en especial cuando se aplica a grupos fiscales

La primera cuestión que se plantea es la incidencia en el requisito de mantenimiento de los fondos propios, por 5 años, de la contabilización retroactiva de la amortización del fondo de comercio.

Esta duda viene motivada por el cambio contable en el tratamiento del fondo de comercio que, recordamos, no se amortizaba contablemente y, en 2016, se cambia la norma, dando la posibilidad a los sujetos contables de contabilizar la amortización de este intangible con carácter retroactivo, con el correspondiente cargo a reservas.

Naturalmente, el cargo a reservas por este motivo en 2016, para una entidad o para un grupo, como en el caso consultado, supone una disminución de fondos propios que el Centro Directivo considera que se ha de tener en cuenta a efectos del mantenimiento de fondos propios exigido por la norma respeto a la reducción por reserva de capitalización.

También en relación al cambio contable en el fondo de comercio, se plantea si el traspaso de la reserva, que se tenía que constituir por este activo intangible, a reservas voluntarias en 2016, como consecuencia de que pasa a ser disponible, se puede considerar un incremento de fondos propios, ya que dicha reserva indisponible, por su carácter legal, no se tuvo en cuenta entre los fondos propios en 2015 a la hora del cálculo de la reducción por reserva de capitalización.

La Dirección General considera que sí se ha de tener en cuenta a efectos del cálculo de los fondos propios en 2016.

En cuanto a la pregunta de si la alteración en la composición de los fondos propios incidirá en el cumplimiento del requisito de mantenimiento del incremento de los mismos, se interpreta que no, que la disposición de alguna partida de las que componen los fondos propios a fin del ejercicio en el que se redujo la base por reserva de capitalización no hace que se incumpla el requisito si el importe global de los fondos propios se mantiene.

A efectos de la aplicación de este incentivo en grupos fiscales, habrá que atenderse a los fondos propios del grupo, a la diferencia entre los fondos propios al final y al inicio del período impositivo del grupo fiscal. En consecuencia, el cómputo del incremento de los fondos propios se efectúa teniendo en cuenta la suma de los fondos propios de las entidades que forman el grupo, y las eliminaciones e incorporaciones de resultados por operaciones internas, para que la reducción por reserva de capitalización resulte neutral en su tratamiento respecto de los criterios de consolidación contable que se apliquen, criterio que se ha cambiado con respecto a consultas anteriores.

DGT Nº V1836-18, de 22 de junio de 2018

   Fuente: REAF
   Fuente Imagen: expansion.com

RGPD y las aplicaciones ERP

24 Ago

RGPD. Las aplicaciones ERP

Las aplicaciones ERP, son aquellas que controlan todas las funciones de la empresa, o deberían hacerlo.

Ejecutan procesos críticos: Aprovisionamientos, pagos, fabricación, ventas, cobros, previsiones de tesorería, recursos humanos, …etc.

En ellas, se almacenan los datos de carácter personal, a los que se debería acceder mediante perfiles adecuados, entrando siempre: nombre de usuario y password.

Estas aplicaciones, a veces, son muy antiguas y no se actualizan adecuadamente, porque en definitiva cumplen con la función principal para la que fueron diseñadas, y es cierto, puesto que desde el punto de vista de la optimización de recursos de cada empresa, responden a sus necesidades, pero no cuentan con las funcionalidades de seguridad que hoy exige la nueva normativa de protección de datos (RGPD).

Pensemos que en el 99% de los casos, todos los datos de carácter personal a los que hace referencia la nueva Normativa, están almacenados en Bases de Datos que son tratados mediante una Aplicación de Gestión ERP: Gestión Comercial, Contabilidad, Nómina, eCRM, … etc.

Las áreas más importantes para la prevención serían:

  • Concienciación de los usuarios del sistema.
  • Gestionar el Control de Accesos a estas aplicaciones.
  • Controlar la Seguridad de los Datos almacenados.
  • Revisar la Arquitectura de la Seguridad de la información.

El objeto de la prevención, no consiste únicamente en indicar cuales son las vulnerabilidades, sino proponer información detallada de los riesgos para poder solucionarlas.

                      Predecir -> Prevenir -> Detectar -> Responder

 Es por tanto muy importante conocer que tablas son aquellas que contienen datos de carácter personal en nuestras Bases de Datos, para protegerlas adecuadamente. Las nuevas aplicaciones, en el caso de IPGSoft, nuestro ERP Eagle, nos indican como se llaman esas tablas y se encargan de gestionarlas con prudencia.

Aunque la entrada en vigor del nuevo Reglamento fue el pasado 25 de mayo, deberíamos plantearnos una migración tranquila hacia herramientas como eagle que nos den esa garantía en cuanto a seguridad y cumplimiento.

josé maría marco lázaro

www.ipgsoft.com     www.konxultaria.com     www.factorymail.es       go2compliance.com

Tributación de la reducción de capital social con devolución de aportaciones a los socios a efectos del ITP y AJD

2 Ago

Tributación de la reducción de capital social con devolución de aportaciones a los socios a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

 

La operación en cuestión consiste en una reducción de capital acordada por la Junta de socios de una sociedad de responsabilidad limitada, con la finalidad de amortizar determinadas participaciones sociales de la propia sociedad que han de adquirirse a un socio previamente identificado y por un precio estipulado en dicha Junta.

 

La Administración entiende que la operación instrumentada tiene la consideración de reducción de capital con devolución de aportaciones, devengándose el Impuesto, en la modalidad de Operaciones Societarias. Por el contrario, el contribuyente defiende la existencia de dos negocios jurídicos independientes e inconexos, a saber, la transmisión de las participaciones sociales por un lado, y la reducción de capital sin devolución de aportaciones, por otro.

 

El Tribunal, en recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio, falla a favor del contribuyente, interpretando que existen en el ámbito de este Impuesto dos negocios jurídicos independientes. Así, la adquisición de las participaciones al socio no tributará, al estar exenta en virtud del artículo 314 de la Ley del Mercado de Valores, y tampoco lo hará la reducción de capital, al no existir desplazamiento patrimonial de bienes o derechos a favor de los socios.

 

T.E.A.C. Resolución nº 998/2017, de 16 de noviembre de 2017

Fuente: REAF

 

Deducibilidad total de la cuota soportada, en el IVA, en la adquisición de un vehículo turismo

2 May

Deducibilidad total de la cuota soportada, en el Impuesto sobre el Valor Añadido, en la adquisición de un vehículo turismo

Como sabemos, el legislador del Impuesto establece una presunción iuris tantum respecto de las adquisiciones de vehículos turismos, en concreto se presumirán afectos a la actividad económica en la proporción del 50 por 100.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Valenciana consideró que procedía la deducción de la totalidad de la cuota soportada en la compra de un turismo afecto a una actividad económica, siempre que dicha afectación sea efectiva, aunque lo fuere de manera parcial o limitada. Entiende que la limitación legal resulta contraria a la Directiva, apoyándose en una sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas que reconoce que un sujeto pasivo, que utiliza bienes necesarios para su actividad económica, tiene derecho a deducir la totalidad de la cuota soportada en la adquisición de dichos bienes por reducido que sea el porcentaje de utilización para fines profesionales.

El Alto Tribunal considera que la legislación nacional no contradice ni a la Directiva ni a la jurisprudencia europea, pues el precepto en cuestión no limita la posibilidad de aplicar la deducción de la totalidad del impuesto soportado en la adquisición de un vehículo turismo, eso sí, siempre que se constate por cualquier medio de prueba la afectación total a la actividad económica.

Tribunal Supremo, nº de Recurso 102/2016 de 5 de febrero de 2018

Fuente: REAF

La titularidad de un inmueble adquirido como consecuencia de la disolución de una entidad se obtiene con la escritura pública de adjudicación

18 Abr

La titularidad de un inmueble adquirido como consecuencia de la disolución de una entidad se obtiene con la escritura pública de adjudicación

 Las rentas derivadas de la transmisión de bienes a los socios por causa de disolución se han de integrar en el periodo impositivo en que se realizan las operaciones de las que derivan dichas rentas. La cuestión que aborda la sentencia es determinar dicho momento.

En este sentido, el contribuyente, socio de la sociedad disuelta, entiende que la adquisición de los bienes tuvo lugar en la fecha del acuerdo de disolución y liquidación de la sociedad adoptado por la Junta General, en el que se adjudican a los socios la totalidad de las fincas que poseía la sociedad disuelta. Por el contrario, la inspección entiende que la fecha de la adquisición de esas fincas tuvo lugar al ejercicio siguiente, en la fecha de la elevación a público del acuerdo de la Junta General.

La Audiencia interpreta que para la adjudicación de bienes a los socios no basta con el acuerdo de adjudicación de la Junta General, ya que es necesario un acto de los liquidadores de satisfacción de la cuota de liquidación, que requiere la observancia de las garantías de los acreedores. Asimismo, en relación a la adquisición de bienes inmuebles, que constituye un acto traslativo de dominio, el negocio jurídico debe acomodarse a las normas sobre transmisión de bienes inmuebles, y muy especialmente las que contemplan el título y el modo como medio de adquisición de la propiedad y, por tanto, la escritura pública de adjudicación.

Fuente: REAF / Audiencia Nacional, nº de Recurso 392/2015, de 19 de junio de 2017

 

Período impositivo a tomar en consideración para concretar si alguna persona, distinta del fallecido, cumple con la condición de ejercer funciones de dirección en la empresa y de percibir retribuciones suficientes por ello

4 Feb

Período impositivo a tomar en consideración para concretar si alguna persona, distinta del fallecido, cumple con la condición de ejercer funciones de dirección en la empresa y de percibir retribuciones suficientes por ello

 Como sabemos, para gozar de la reducción estatal del 95 por 100 en la sucesión empresarial, es necesario que se cumplan una serie de requisitos, entre otros, que el causante o alguien del grupo familiar ejerciera efectivamente funciones de dirección en la entidad que se hereda y por cuya realización percibiera una remuneración que representara más del 50 por 100 de la totalidad de los rendimientos empresariales, profesionales y del trabajo personal.

La cuestión a dilucidar consiste en determinar si, cuando cumple los requisitos un familiar del causante, se han de tener en cuenta los datos correspondientes a 31 de diciembre del año anterior al fallecimiento, o bien se toman los datos del período impositivo en el que se produce el fallecimiento.

El Tribunal reitera su criterio y determina que, en estos casos, el período impositivo a computar es el propio ejercicio del fallecimiento del causante, para ver si hasta el momento del fallecimiento las retribuciones percibidas por el heredero cumplen con los requisitos exigidos.

T.E.A.C. Resolución nº 7323/2014, de 10 de noviembre de 2017

Fuente: REAF

Posibilidad de aportar pruebas en recurso de reposición cuando no se aportaron durante el procedimiento administrativo

2 Ene

Posibilidad de aportar pruebas en recurso de reposición cuando no se aportaron durante el procedimiento administrativo

La Inspección de los tributos no tuvo en cuenta la documentación aportada por el recurrente en el recurso de reposición porque entiende que debió de aportarse durante el procedimiento de investigación y de comprobación, momento en el que fue requerida la misma.

El recurrente estaba dado de alta en el servicio de notificación obligatoria electrónica. La Inspección reconoce que durante el procedimiento se realizaron notificaciones por el sistema de notificación electrónica, pero en otras ocasiones se realizaron de manera presencial a través de agente tributario. La Administración justifica esta conducta porque la notificación presencial es más rápida, y la otra forma de notificar supone esperar diez días para saber, en cada caso, si el interesado la ha recibido o bien rechaza la notificación.

El Tribunal entiende que esta dualidad en las notificaciones ha producido indefensión para el interesado. Cuando un contribuyente está acogido al sistema de notificación electrónica todas las notificaciones deben recibirse por este medio.

Audiencia Nacional, nº de Recurso 147/2016, de 18 de julio de 2017

Fuente: REAF

Cualquier causa de separación de socio dará lugar a una ganancia o pérdida patrimonial

23 Dic

Cualquier causa de separación de socio dará lugar a una ganancia o pérdida patrimonial

Esta Resolución tiene por objeto determinar la calificación otorgada a la renta obtenida por el contribuyente como consecuencia de la transmisión de todas las acciones a la propia sociedad en que participa para su amortización vía reducción de capital. En este sentido, la Inspección sostiene que la renta percibida por el contribuyente tiene la consideración de rendimiento del capital mobiliario, en tanto que la reducción de capital ha sido instrumentada precisamente mediante la adquisición de dichas participaciones al socio para su inmediata amortización.

Sin embargo, el Tribunal Regional entendió que, como la operación realizada ha dado lugar a la separación del socio de la sociedad, procede la aplicación de la regla especial de valoración para el caso de separación de socio, calificando la renta obtenida como ganancia patrimonial que, en este supuesto, podía beneficiarse de los coeficientes de abatimiento.

El Tribunal Central confirma la aplicación de la regla especial de valoración por su carácter más específico, y declara que la norma no distingue las causas de la separación del socio que justifican su aplicación, debiendo así entenderse que los supuestos de ‘separación de los socios’ recogen todos los casos en los que el socio deja de ostentar tal condición respecto de la sociedad.

T.E.A.C. Resolución nº 6943/2014, de 11 de septiembre de 2017

FUENTE: REAF

Es posible deducir las cuotas soportadas en el IVA antes de iniciar la actividad

7 Dic

Es posible deducir las cuotas soportadas en el IVA antes de iniciar la actividad

 

Una entidad adquiere una parcela con la intención de afectarla a la actividad de promoción inmobiliaria presentando el modelo 036 y solicitando el alta en el censo de empresarios. Transcurridos seis años, no puede acreditar por actos posteriores que la parcela se afectase efectivamente a la actividad de promoción.

 

El Tribunal puntualiza que la cuestión no consiste en determinar si el sujeto pasivo había iniciado o no el ejercicio efectivo de su actividad empresarial, sino en precisar si el contribuyente tiene derecho a la deducción por las cuotas soportadas en la realización de actos preparatorios de su actividad. En este sentido, reitera criterio acerca del derecho a la deducción inmediata de las cuotas del IVA soportadas con anterioridad al inicio efectivo de la actividad. Además, señala que tal derecho puede condicionarse a que la intención de comenzar efectivamente una actividad empresarial venga confirmada por elementos objetivos.

 

En relación a estos elementos objetivos, y concretamente al elemento temporal, el Tribunal tiene en cuenta que se trata de una actividad de promoción inmobiliaria, cuyo periodo de maduración es inevitablemente largo, tanto por razones jurídicas como por la propia realidad de las cosas, estimando el recurso del contribuyente.

 

Tribunal Supremo, nº de Recurso 3017/2016, de 19 de julio de 2017

Fuente: REAF

Tributación, en el IVA, de distintos servicios relacionados con el alquiler vacacional

11 Sep

Tributación, en el IVA, de distintos servicios relacionados con el alquiler vacacional

El consultante pregunta sobre la deducción de las cuotas soportadas en la compra de un inmueble que se va a utilizar para el arrendamiento vacacional, ofreciendo dos tipos de servicios: para los arrendamientos de duración superior a 7 días, un servicio de limpieza del inmueble y de cambio de ropa semanal; y otros servicios adicionales a petición del destinatario, como lavado y planchado de ropa, excursiones guiadas, cuidado de niños y traslado al aeropuerto o estación de tren, servicios estos últimos que se facturarán aparte.

Para empezar, se corrobora que el consultante va a ser sujeto pasivo del IVA por la prestación de los servicios enumerados anteriormente que va a realizar, y que la adquisición del inmueble se trata de una segunda entrega de edificaciones por parte del vendedor, también empresario. Por lo tanto, la operación estará sujeta y exenta, aunque con la posibilidad de renunciar a la exención en el caso de que el consultante pueda deducir total o parcialmente el IVA soportado. Si ello fuera así, se produciría un caso de inversión del sujeto pasivo.

Ya examinando los servicios prestados, se expresa que están exentos los arrendamientos de edificios o partes de los mismos destinados exclusivamente a viviendas, pero dicha exención no comprenderá los arrendamientos de apartamentos o viviendas amueblados cuando el arrendador se obligue a alguno de los servicios complementarios propios de la industria hotelera. A estos efectos se consideran propios de la industria hotelera los de limpieza del interior del apartamento o cambio de ropa cuando se presten con periodicidad semanal o en plazos más cortos; y no se considerarán como tales la limpieza a la entrada o a la salida de los arrendatarios, el cambio de ropa a la entrada o a la salida, los de limpieza de zonas comunes o los servicios de mantenimiento de la edificación.

Por lo tanto, en el caso planteado estarán sujetos y no exentos los arrendamientos de duración superior a 7 días en los que el consultante se obliga a prestar los servicios de limpieza y cambio de ropa semanal pero, sin embargo, estarán exentos los arrendamientos del inmueble cuando el arrendador ofrezca pero no preste, o no se comprometa a prestar, los servicios propios de la industria hotelera, sino que estos solo serán prestados, en su caso, a petición del arrendatario.

Respecto a los tipos aplicables, el arrendamiento está sometido al tipo general cuando esté sujeto y no exento pero no se presten servicios hoteleros, como pueden ser los casos de alquiler a personas jurídicas -con alguna excepción- o a personas físicas que no lo vayan a utilizar como vivienda. Y se aplicará el tipo reducido si el arrendamiento se presta junto con servicios propios de la industria hotelera.

Para finalizar, en cuanto a los servicios prestados por el consultante de manera auxiliar al arrendamiento, con independencia de que se facture por un precio único con el arrendamiento o no, habrá que analizar si estos servicios pueden ser considerados accesorios a los de arrendamiento o no, para lo que habrá que ver si constituyen un fin en sí mismos. Pues bien, los servicios de lavado y planchado de ropa, que se facturan o prestan conjuntamente con el arrendamiento, se pueden considerar actividades accesorias a este servicio, siendo además un complemento normal al hospedaje, por lo que constituyen un servicio propio de la industria hotelera. Sin embargo, no pueden entenderse como accesorios el resto de servicios sobre los que se pregunta, como el de guardería, rutas guiadas, etc., por lo que estos deberán seguir el régimen de tributación que le corresponda a cada uno.

D.G.T. Nº V1410-17, 5 de junio de 2017

Fuente: REAF

Impto. Sociedades 2.016 (V). Amortizaciones

10 Jul

Impto. Sociedades 2.016 (V). Amortizaciones

Serán deducibles las cantidades que, en concepto de amortización del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias, correspondan a la depreciación efectiva que sufran los distintos elementos por funcionamiento, uso, disfrute u obsolescencia. Se entiende que tal depreciación es efectiva cuando se practique conforme a alguno de los métodos establecidos en la normativa del Impuesto.

Amortización por tablas

Tipo de elemento Coeficiente lineal máximo Periodo de años máximo Tipo de elemento Coeficiente lineal máximo Periodo de años máximo
Obra civil Elementos de transporte
Obra civil general. 2% 100 Locomotoras, vagones y equipos de tracción. 8% 25
Pavimentos. 6% 34 Buques, aeronaves. 10% 20
Infraestructuras y obras mineras. 7% 30 Elementos de transporte interno. 10% 20
Centrales Elementos de transporte externo. 16% 14
Centrales hidráulicas. 2% 100 Autocamiones. 20% 10
Centrales nucleares. 3% 60 Mobiliario y enseres    
Centrales de carbón. 4% 50 Mobiliario. 10% 20
Centrales renovables. 7% 30 Lencería. 25% 8
Otras centrales. 5% 40 Cristalería. 50% 4
Edificios Útiles y herramientas. 25% 8
Edificios industriales. 3% 68 Moldes, matrices y modelos. 33% 6
Terrenos dedicados exclusivamente a escombreras. 4% 50 Otros enseres. 15% 14
Almacenes y depósitos (gaseosos, líquidos y sólidos). 7% 30 Equipos electrónicos e informáticos. Sistemas y programas
Edificios comerciales, administrativos, de servicios y viviendas. 2% 100 Equipos electrónicos. 20% 10
Instalaciones. Equipos para procesos de información. 25% 8
Subestaciones. Redes de transporte y distribución de energía. 5% 40 Sistemas y programas informáticos. 33% 6
Cables. 7% 30 Producciones cinematográficas, fonográficas, videos y series audiovisuales. 33% 6
Resto instalaciones. 10% 20 Otros elementos 10% 20
Maquinaria. 12% 18
Equipos médicos y asimilados. 15% 14

 

  • Si un elemento patrimonial se ha amortizado contablemente en 2016 por un importe superior al coeficiente máximo, el gasto se acepta siempre que en algún período impositivo anterior se haya contabilizado la amortización del activo por debajo del coeficiente mínimo y, además, no exista perjuicio económico para la Hacienda Pública. Esta situación es muy común cuando se produce la venta de un activo y aparece un gasto por pérdida porque nunca se amortizó el activo o no se dotó el correspondiente deterioro en su momento.
  • Se entiende que existe perjuicio económico cuando el gasto corresponda a un ejercicio prescrito o, como consecuencia del menor gasto, la sociedad aprovechó este hecho para compensar bases imponibles negativas o para aplicar deducciones que caducaban en dicho ejercicio.
  • A la hora de aplicar la libertad de amortización, se tendrá en cuenta siempre la amortización contabilizada como amortización fiscal mínima. No es posible, por lo tanto, en virtud de una libertad de amortización hacer un ajuste extracontable positivo por toda la amortización contable (DGT V2016-12).

 

Elementos patrimoniales utilizados diariamente en más de un turno normal de trabajo

En estos casos se podrá amortizar el activo según el siguiente coeficiente:

Coeficiente mínimo + [(coeficiente Máximo – coeficiente mínimo) x (horas trabajo/8)]

Esta especialización de amortización no será de aplicación a aquellos elementos que por su naturaleza técnica deban ser utilizados de forma continuada.

 

Elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias que se adquieran usados

  • Cuando se trate de activos que no son puestos en condiciones de funcionamiento por primera vez (no se consideran usados los edificios con antigüedad menor de 10 años) el cálculo de la amortización se efectuará sobre el precio de adquisición, hasta el límite resultante de multiplicar por 2 la cantidad derivada de aplicar el coeficiente de amortización lineal máximo. Si se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, existe la posibilidad de amortizar el elemento aplicando, a dicho valor, el coeficiente de amortización lineal máximo.
  • Si no se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, el sujeto pasivo podrá determinar aquél pericialmente.

 

Amortización según porcentaje constante

Si se opta por aplicar este método, el gasto fiscal se determina aplicando, al valor pendiente de amortización del elemento patrimonial, un porcentaje constante sobre el coeficiente de tablas que varía en función del período de amortización:

  • 1,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización inferior a cinco años.
  • 2, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a cinco e inferior a ocho años.
  • 2,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a ocho años.

En ningún caso el porcentaje constante podrá ser inferior al 11 por 100. El importe pendiente de amortizar, en el período impositivo en que se produzca el fin de la vida útil, se amortizará en dicho período impositivo. Los edificios, mobiliario y enseres no podrán amortizarse mediante este método.

 

Mejoras y renovación de inmovilizados

Si algún activo ha sido objeto de mejora o de renovación, la amortización deberá realizarse en los períodos que resten para completar la vida útil del activo al que esta mejora se incorpora.

Cuando la mejora aumente la vida útil del activo deberá tenerse en cuenta tanto en la amortización del activo como en la amortización de la mejora.

 

Libertad de amortización

  • Elementos de inmovilizado material e intangible, excluidos edificios, afectos a I+D. Los edificios afectos a I+D se amortizan de forma lineal en 10 años.
  • Gastos de I+D activados como inmovilizado intangible (salvo amortización de elementos que aplican libertad de amortización).
  • Elementos del inmovilizado material nuevos cuyo precio de adquisición unitario sea inferior a 300€, con límite anual de 25.000€.
  • Adquisición de activos mineros (regulado en el régimen especial).
  • Elementos del inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias de las S.A. Laborales y de las S.L. Laborables, afectos a la realización de sus actividades, adquiridos durante los 5 primeros años a partir de su calificación como tales (también se aplica a los mismos activos de explotaciones asociativas prioritarias según Ley 19/1995).

 

Plan especial de amortización

Los contribuyentes pueden solicitar a la Administración tributaria un plan especial de amortización para cualquier tipo de activo. La solicitud podrá efectuarse durante toda la vida útil del inmovilizado. Si la Administración tributaria no contesta en un plazo de 3 meses, se entiende estimado el plan de amortización propuesto por el contribuyente[1].

 

Fondo de comercio por adquisiciones de negocios y operaciones de reestructuración empresarial

Aunque a partir de 2016 el fondo de comercio se amortiza en un plazo de 10 años (10 por 100), desde el punto de vista fiscal solo se permite una deducción máxima anual del 5 por 100 (20 años). Esta diferencia tiene como consecuencia que se tenga que realizar un ajuste positivo en la base imponible por la citada diferencia entre la amortización contable y la fiscal.

[1] Antes de 2015 las solicitudes solo se podían presentar dentro de los 3 meses posteriores al inicio del plazo de amortización. Si el activo se encontraba en construcción, durante el período de construcción.

Fuente : REAF

Impuesto de Sociedades. Operaciones vinculadas (III)

5 Jul

Impuesto de Sociedades. Operaciones vinculadas (III)

Si ha realizado alguna operación, con las personas que enumeramos a continuación, puede que tengan que ser valorarlas a valor de mercado y, en su caso, documentar las mismas[1].

Perímetro de vinculación

  • Una entidad y sus socios o partícipes cuando la participación sea, al menos, de un 25%.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores, salvo en lo correspondiente a la retribución por el ejercicio de sus funciones.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25 por ciento del capital social o los fondos propios.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

 

Métodos para valorar estas operaciones

Para llegar al valor de mercado habremos de aplicar uno de los cinco métodos de valoración que prevé la norma fiscal sin que ninguno sea prevalente frente a otros[2]:

  • Precio libre comparable.
  • Coste incrementado.
  • Precio de reventa.
  • Distribución del resultado.
  • Margen neto.

 

Obligación de documentación

No existe la obligación de documentar las operaciones cuya contraprestación no supere 250.000€/año, por todos los conceptos, realizadas con la misma persona o entidad vinculada.

Las empresas cuyo INCN no supere los 45.000.000€ podrán cumplir esta obligación elaborando una documentación simplificada[3] y, si además se trata de una empresa de reducida dimensión, la documentación se podrá entender cumplimentada a través del documento normalizado elaborado al efecto por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (al que se puede acceder en la página web de la AEAT). Estas entidades cumplirán su obligación de documentar con la documentación simplificada, pero sin tener que incluir los comparables.

Se exigirá la documentación íntegra cuando el contribuyente realice alguna de las siguientes operaciones:

  • Con contribuyentes empresarios en el desarrollo de actividades económicas que determinen las rentas de las mismas en el IRPF por el método de estimación objetiva y tengan una participación mínima de, al menos, un 25% en la entidad.
  • Transmisión de negocios.
  • Transmisiones de participaciones en cualquier tipo de entidad no admitida a negociación o admitida en mercados regulados situados en países o territorios calificados como paraísos fiscales.
  • Operaciones sobre intangibles.
  • Transmisión de bienes inmuebles.

 

Norma de seguridad para sociedades profesionales

Si es socio de una sociedad que presta servicios profesionales y no quiere que la Administración pueda discutirle la valoración de las retribuciones que obtiene de la entidad por prestar servicios profesionales a la misma, acójase a esta norma. La puede aplicar cualquier tipo de entidad que cumpla todos y cada uno de los siguientes requisitos:

  • Más del 75% de los ingresos de la entidad procedan del ejercicio de actividades profesionales y se cuente con los medios materiales y humanos adecuados para el desarrollo de la actividad.
  • El porcentaje que el importe de las retribuciones de los socios profesionales ha de representar, sobre el resultado previo a la deducción de sus retribuciones, es del 75%.
  • Las retribuciones de cada socio deben ser superiores a 1,5 veces la media de los salarios que cobren el resto de trabajadores con funciones análogas. Si la entidad no tiene empleados que realicen esas funciones, la retribución debe ser igual o mayor a 5 veces el IPREM[4].

 

Ajuste secundario

Se puede evitar la regularización del ajuste secundario si, antes de que la Administración tributaria emita una liquidación, las partes se restituyen los importes que dan lugar al ajuste secundario.

Por ejemplo, si un socio de una sociedad, con participación del 30%, presta servicios a la misma, asignándose una retribución anual de 240.000€ que, posteriormente, queda fijada en 90.000€ por la Inspección y aceptada por el contribuyente, no se realizarán los ajustes secundarios si el socio restituye a la sociedad 150.000€[5].

[1] No hay que documentar las operaciones realizadas entre partes vinculadas si han sido valoradas conforme a lo expuesto en el art. 17 dela Ley, como se ha expuesto en el apartado 4.5 anterior, por aplicarse dicho precepto como norma especial.
[2] En ejercicios iniciados en 2014 y anteriores, los tres primeros eran prevalentes frente a los demás.
[3] Consistirá en una descripción de la naturaleza, características e importe de las operaciones vinculadas. El nombre y apellidos o razón social o denominación completa, domicilio fiscal y número de identificación fiscal del contribuyente y de las personas o entidades vinculadas con las que se realice la operación. Identificación del método de valoración utilizado y los comparables obtenidos y valor o intervalos de valores derivados del método de valoración utilizado.
[4] Para 2016 se ha fijado en 7.455,14 euros/año.
[5] Sí se realizarán los ajustes primarios: menores gastos de personal de la entidad y menores ingresos de trabajo en el socio.

fuente: REAF

Impuesto de Sociedades 2.016 (II)

4 Jul

Impuesto de Sociedades 2.016 (II)

Entidad patrimonial

Si la sociedad tiene la consideración de entidad patrimonial no podrá aplicar el régimen especial de empresas de reducida dimensión, ni el tipo reducido del 15% regulado para las entidades de nueva creación. Tampoco podrá compensar las bases imponibles negativas cuando la entidad sea adquirida con la intención, por parte del comprador, de aprovechar dichas bases negativas[1].

  • Será patrimonial cuando más de la mitad del activo esté constituido por valores o por elementos no afectos a una actividad económica, tomándose para dicho cómputo la media de los balances trimestrales del ejercicio.
    • En cualquier caso, se consideran bienes afectos los valores que otorguen al menos el 5% del capital y se posean como mínimo durante un año con la finalidad de dirigir y gestionar la participación, siempre que se disponga de la correspondiente organización de medios materiales y personales.
    • También son elementos afectos el dinero o derechos de crédito procedentes de la transmisión de elementos patrimoniales afectos a actividades económicas que se hayan realizado en el período impositivo o en los dos períodos anteriores.

 

  • La Dirección General de Tributos (DGT) considera que también son elementos afectos los valores a corto plazo, como participaciones en fondos de inversión, acciones en sociedades cotizadas o valores de deuda pública si se han adquirido con beneficios derivados de la actividad económica (DGT V2067-16).

 

Arrendamiento de inmuebles

Si una sociedad tiene inmuebles dedicados al arrendamiento calificará los rendimientos obtenidos de los mismos como actividad económica solo en el caso de que tenga contratada una persona con contrato laboral y a jornada completa. En este sentido la DGT V1458-15 y el TEAC, en Resolución de 28 de mayo de 2013, interpretan que la persona es requisito necesario para calificar tal actividad como actividad económica, pero no sería suficiente si se acreditase que la carga de trabajo que genera la actividad no justifica tener empleado y que, por lo tanto, se tiene para aparentar actividad económica.

Si la gestión del alquiler se externaliza a una tercera entidad, el arrendamiento se calificará como actividad económica si el volumen y la gestión de los inmuebles requieren disponer de medios materiales y personales destinados a esa actividad y los tiene la entidad con la que se subcontrata (DGT V0660-16 y V1843-16).

Cuando la entidad arrendadora forma parte de un grupo mercantil no es necesario que sea la misma entidad la que disponga de los inmuebles arrendados y de la persona contratada. En estos casos pueden contratar a la persona cualquiera de las entidades que forman el grupo y ser otra distinta la propietaria de los inmuebles en alquiler[2].

 

Imputación temporal de gastos e ingresos

La fiscalidad sigue el criterio contable de imputar los ingresos y los gastos según devengo, con independencia de las fechas de cobro y pago. No obstante, los contribuyentes pueden solicitar a la Administración tributaria un método de imputación temporal distinto, por ejemplo, el de caja. En estos casos la solicitud deberá presentarse en los 6 meses antes de la finalización del primer período impositivo en que dicho criterio vaya a producir efectos. Si la Administración no contesta en un plazo de 6 meses se entiende estimada la solicitud.

DGT V3873-16: si un contribuyente no ha registrado un deterioro por insolvencia de sus deudores en los años 2013 y 2014, pero en 2016 contabiliza el correspondiente deterioro, resultará fiscalmente deducible en ese año, siempre que de ello no derive una menor tributación de la que hubiera correspondido como consecuencia de la imputación del gasto en el período impositivo en que se generó y debió resultar fiscalmente deducible, debiendo tenerse en cuenta para ello el efecto de la prescripción.

En el siguiente cuadro recogemos como hay que proceder cuando se contabilizan ingresos o gastos en ejercicios distintos al del devengo en las siguientes situaciones:

 

Declaración complementaria/rectificativa Ajuste +/- en el ejercicio de la contabilización/devengo
Cambio de criterio contable NO SI
Cambio de estimación contable NO NO
Errores contables SI NO
Errores en los ajustes fiscales SI NO
Ingresos y gastos modificados conforme a Derecho NO SI
Ingreso contabilizado antes del devengo/gasto contabilizado después del devengo, sin perjuicio para HP NO NO
Ingreso contabilizado antes del devengo/gasto contabilizado después del devengo, con perjuicio para HP SI SI
Ingreso contabilizado en un momento posterior a devengo/ Gasto contabilizado en un momento anterior a devengo SI SI

 

Casos especiales de imputación

 Operaciones a plazo

Si durante el año 2016 la sociedad ha realizado alguna venta en la que el devengo y el vencimiento del último o único plazo están distanciados en más de 1 año, la renta se entiende obtenida proporcionalmente a medida que sean exigibles los cobros, salvo que la entidad decida aplicar devengo y no cuando se produzca el cobro.

A diferencia de lo que ocurría antes de 2015, si se imputa el ingreso fiscal y no se ha cobrado, la dotación contable por deterioro será fiscalmente deducible si se cumplen los requisitos generales para que dicho deterioro lo sea, como por ejemplo que hayan transcurrido 6 meses desde el vencimiento hasta el último día del cierre del período impositivo.

 

  • Si la sociedad descuenta, endosa o cobra anticipadamente algún importe pendiente de revertir, en dicho período impositivo se entiende obtenida la renta fiscal originando el ajuste positivo correspondiente.
  • Para tener derecho a la aplicación de la regla especial de operaciones a plazo es necesario que en el contrato se especifique el momento temporal en que se percibirá el precio. No se aplica cuando el precio se condiciona a hechos contingentes futuros.

 

Reversión de pérdidas de elementos transmitidos y recomprados

Si en 2016 ha vuelto a comprar el mismo activo que con anterioridad transmitió con pérdida, ésta deberá revertir (ajuste positivo en la base imponible) cualquiera que sea el plazo que medie entre la transmisión y la recompra en el momento en que el activo recupera su valor.[3]

 

Transmisión de un inmueble adquirido entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012

Si una entidad ha transmitido en 2016 un inmueble de naturaleza urbana, que hubiera sido adquirido a título oneroso, entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012, podrá reducir la renta positiva obtenida en un 50%.

No resultará de aplicación esta exención parcial cuando el inmueble se hubiera adquirido o transmitido a una persona o entidad que forme parte del grupo de sociedades, con independencia de la residencia y de la obligación de formular cuentas anuales consolidadas.

 

Subvenciones de capital y de explotación

Cuando la entidad contabiliza una subvención de capital para financiar ciertas inversiones empresariales, el ingreso contable se imputará en la base imponible a medida que se deduce la amortización del activo financiado. Si el activo subvencionado no se amortiza, por ejemplo un terreno, el ingreso se imputará cuando sea dado de baja el activo en cuestión.

Si se trata de una subvención corriente, el ingreso se imputa en el propio ejercicio en que se contabiliza.

 

Ingresos por prestaciones de servicios

Los ingresos por prestaciones de servicios se contabilizan cuando puedan valorarse con fiabilidad y sea probable que la empresa perciba los beneficios de la transacción, por el método del porcentaje de realización.

Cuando el resultado de la transacción no se pueda estimar de modo fiable, sólo se reconocerán ingresos a fin de ejercicio por los costes incurridos para obtener los mismos que se consideren recuperables. La fiscalidad acepta el registro contable.

 

Ingresos procedentes de reclamaciones

Si la sociedad ha contabilizado un ingreso por el reconocimiento de alguna cantidad reclamada judicialmente, desde el punto de vista fiscal deberá imputar dicho ingreso en el período impositivo en que la sentencia sea firme.

Si el ingreso contable deriva de un recurso interpuesto contra la cuota satisfecha en su día por el Impuesto sobre Sociedades, dicho ingreso no va a la base imponible, dado que el gasto por este Impuesto no es gasto fiscalmente deducible, situación que no se produce si se trata de otro tributo.

 

Ventas realizadas por empresas promotoras

Las ventas se contabilizan normalmente cuando se hayan firmado las escrituras de compraventa atendiendo a la teoría del título y modo, siempre que en dicho documento se entienda que se han entregado los inmuebles. Sin embargo, las empresas constructoras contabilizarán los ingresos de su actividad por el método del porcentaje de realización cuando el contrato para realizar la obra contenga las especificaciones de la misma, como sucede en los contratos “llave en mano”. Si el objeto de la venta es una construcción estándar, la contabilización la realizaremos cuando se transmitan sustancialmente los riesgos. Desde el punto de vista fiscal se acepta la imputación conforme al registro contable.

Ingreso de una sociedad en concurso por una quita

Si la entidad ha entrado en concurso y se ha aprobado una quita, existirá un ingreso contable por la diferencia entre los importes de la deuda antigua y de la nueva actualizada. Desde el punto de vista fiscal se podrá imputar el ingreso a medida que se contabilicen los gastos financieros correspondientes a la nueva deuda.

Si el importe de los gastos financieros es inferior a la cuantía del ingreso contable, se imputará este último según el porcentaje que resulte de prorratear los gastos financieros[4].

 

Capitalización de deudas

Si ha realizado una operación de aumento de capital por compensación de deudas y ha contabilizado un ingreso, por diferencia entre el valor contable de la deuda y su valor razonable, no deberá tributar dado que fiscalmente esta operación se valora desde el punto de vista mercantil, es decir por el importe escriturado.

Transmisión de activos que nunca se amortizaron o deterioraron

Detecte si se han transmitido activos amortizables con pérdidas y éstas responden a que el bien no se amortizó durante su vida útil, o bien a un posible deterioro deducible no contabilizado. En estos casos, para que la pérdida sea fiscalmente deducible, es necesario que no se haya producido perjuicio económico para la Hacienda Pública, pues de lo contrario toda o una parte de la pérdida no será deducible. Esta circunstancia puede ocurrir por la parte del gasto que corresponda a ejercicios prescritos.[5]

En caso de deterioros de 2015 o posteriores, aunque no son deducibles fiscalmente, sin embargo es posible deducir el deterioro fiscalmente al mismo ritmo que se amortice el bien. En caso de venta, la pérdida fiscal que falta por computar se recuperará en ese momento.

 

[1] Esto se produce cuando la mayoría del capital social o de los derechos a participar en los resultados de la entidad hubieran sido adquiridos por una persona o entidad con una participación inferior al 25% en la entidad a la conclusión del período impositivo al que corresponde la base imponible negativa.
[2] DGT V2620-16: los grupos de coordinación (o grupos ampliados que se regulan en la NECA nº 13) no forman parte del concepto de grupo de sociedades definido en el artículo 42 del CdC, sino que constituyen una categoría propia cuya identificación origina una serie de consecuencias a los efectos de formular las cuentas anuales individuales de las sociedades que lo integran, son sociedades del “grupo”, pero en el sentido de la Norma de elaboración de las cuentas anuales 13ª del PGC.
[3] Recordamos que antes de 2015 esta regla solo se aplicaba cuando se volvía a comprar el activo antes de los 6 meses desde la transmisión.
[4] Las limitaciones para la compensación de bases imponibles negativas no aplican a las rentas correspondientes a quitas y esperas, consecuencia de un acuerdo con los acreedores del contribuyente.
[5] Si la pérdida de la venta es consecuencia de un deterioro que no se contabilizó en su día, será deducible solo cuando no exista perjuicio económico para la Administración, teniendo en cuenta también la prescripción.

 

Fuente: REAF

A %d blogueros les gusta esto: