Renta 2.016 (4)

2 Jun

Reglas de imputación especiales

 

Con carácter general los rendimientos del trabajo y del capital se imputarán al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor. Los rendimientos de actividades económicas se imputarán conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse.

Las ganancias y pérdidas patrimoniales se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial. No obstante, existen criterios especiales de imputación.

 

Rentas del trabajo percibidas en años posteriores a su devengo

Cuando se perciban rentas del trabajo en períodos impositivos distintos al momento en que se devengaron, por ejemplo, cuando se reciben indemnizaciones, atrasos, salarios de tramitación, etc., hay que tener cuidado con el ejercicio al que procede imputarlos.

A tener en cuenta

 

  • Si su empresa le abona, durante el plazo de pago voluntario de esta declaración, salarios de tramitación fijados por sentencia firme en 2016, deberá declararlos en la propia autoliquidación de 2016 (DGT V5382-16).

 

  • Si ha sido el FOGASA quien le ha abonado alguna renta deberá imputarla en el período de su exigibilidad, presentando una autoliquidación complementaria, teniendo de plazo para su presentación hasta el final del inmediato siguiente plazo de declaración por el impuesto, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno (DGT V0468-15). Si lo que satisface el FOGASA es un importe determinado por sentencia judicial, se ha de imputar al período en el que la misma adquirió firmeza.

 

  • Si en su día solicitó la capitalización por la prestación por desempleo y la dejó exenta pero, posteriormente, pierde el derecho a este incentivo fiscal por no cumplir con alguno de los requisitos exigidos, deberá incluir, en la autoliquidación correspondiente al período impositivo en el que se produce el incumplimiento, las cantidades percibidas a las que haya resultado de aplicación la exención (DGT V0225-15).

 

  • Si ha percibido prestaciones por desempleo varios ejercicios, con posterioridad recibe salarios de tramitación reconocidos por el Juzgado de lo Social por los mismos años, y su empleador descuenta de dichos salarios los importes percibidos por desempleo, por ser importes incompatibles, debe imputar la totalidad de los salarios de tramitación en el ejercicio en que se produce su reconocimiento y, además, deberá de solicitar la rectificación de las autoliquidaciones de los ejercicios en que imputó las prestaciones por desempleo para que no se computen esas bases imponibles (DGT V4981-16).

 

  • Si por sentencia se le reconoce a un trabajador ya fallecido una indemnización por despido improcedente que no esté totalmente exenta y, el correspondiente importe, se le abona 3 años más tarde por el FOGASA, los herederos tendrán que presentar, hasta el final del siguiente plazo de declaración después del cobro, complementaria del IRPF del fallecido por el año en que murió, entendiéndose que los herederos adquirieron el derecho de cobro en el momento en el que se dictó la sentencia firme (DGT V0240-17).

 

 

Rentas inmobiliarias

  • Cuando la percepción de una renta inmobiliaria estuviera pendiente de resolución judicial porque está en cuestión el derecho a su percepción o la cuantía, no habrá que imputarla hasta que la resolución judicial adquiera firmeza. Ahora bien, esto no sucede cuando la resolución judicial pendiente se refiera al procedimiento iniciado por impago de la renta.

 

Clausula suelo

Si en 2016 ha obtenido por acuerdo, sentencia o laudo arbitral la devolución de intereses que pagó a un banco por un préstamo con cláusula suelo, ello tiene una incidencia fiscal que se ha regulado de manera específica.

En primer lugar, ni los intereses que le devuelvan ni los intereses indemnizatorios sobre los mismos serán renta para usted.

 

A tener en cuenta

 

  • Si le devuelven los intereses por la cláusula suelo y se dedujo sobre ellos por adquisición de vivienda habitual, si la sentencia, el laudo o el acuerdo se hubiese producido en 2016, deberá regularizar dichas cantidades en la declaración de Renta 2016 durante el plazo voluntario de pago incluyendo los importes deducidos en exceso en años anteriores en las casillas 524 y 526, no siendo necesario completar las casillas 525 y 527, correspondientes a los intereses de demora[1]. Deberá sumar a la cuota la parte deducible correspondiente a 2012, 2013, 2014 y 2015. Si le devolvieran intereses de 2016 no se deducirá por ellos en esta declaración.

 

  • Si las cantidades hubieran tenido la consideración de gasto deducible (capital inmobiliario o actividad económica) deberá presentarse autoliquidación complementaria de los ejercicios no prescritos (sin sanción, intereses de demora, ni recargo alguno). La complementaria se presentará en el plazo comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este Impuesto. Si el acuerdo con la entidad financiera, la sentencia o el laudo, se ha producido desde el 5 de abril de 2016 hasta el 4 de abril de 2017, deberá presentar declaraciones complementarias con carácter general de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, en el plazo de presentación de la declaración del IRPF del año 2016[2] (abril, mayo y junio de 2017).

 

  • Si se dedujo por vivienda por los intereses excesivos, y la entidad se los devuelve reduciendo el capital pendiente, en ese caso ni tiene que regularizar en la cuota de esta declaración, pero tampoco podrá deducirse por la amortización del capital.

 

Rendimientos de actividades profesionales y retenciones

Aunque la regla general es imputar los ingresos y gastos según devengo por los contribuyentes que desarrollen actividades económicas, si no están obligados a llevar contabilidad (llevarán libros de ventas e ingresos, de compras y gastos, de bienes de inversión y, en su caso, de provisiones de fondos y suplidos), pueden optar por imputar los ingresos y los gastos de todas sus actividades económicas por el criterio de cobros y pagos. De esta manera retrasarán la imputación de ingresos no cobrados, aunque los gastos no podrán deducirlos hasta que no se paguen.

 

A tener en cuenta

 

  • Si ha cesado en una actividad profesional, en la que se acogió al criterio de cobros y pagos, y en 2016 percibe ingresos o incurre en gastos que provienen de la actividad, deberá declararlos en el año de su cobro, en este caso en 2016 (DGT V0077-17).

 

  • Si no está acogido al criterio de caja y este año ha tenido una sentencia judicial a su favor por el que obliga a un cliente suyo a pagarle facturas de años atrás y las percibe durante 2016 y 2017, dichas cantidades deberá declararlas en el período impositivo en el que la sentencia adquiere firmeza, esto es, en 2016 (DGT V3372-15).

 

Imputación de ganancias y pérdidas patrimoniales

Con carácter general se imputan cuando se produce la alteración en la composición del patrimonio que las origina. No obstante, existen casos especiales de imputación cuando se perciben cantidades por sentencia judicial, ayudas públicas, operaciones a plazo, etc.

 

A tener en cuenta

 

  • Si le han expropiado un bien y por ello ha recibido un pago en concepto de justiprecio, la alteración patrimonial debe considerarse producida cuando fijado y pagado el justiprecio se procede a la ocupación del bien expropiado (DGT V1661-15). Si la expropiación se ha realizado por el procedimiento de urgencia, la ganancia o pérdida se entienden producidos, en principio, cuando realizado el depósito previo se procede a la ocupación, y no cuando se pague el justiprecio[3].

Si no está de acuerdo con el justiprecio fijado, puede acudir al Jurado de Expropiación forzosa e imputará el importe fijado por este al período impositivo de la ocupación. Si sigue sin estar de acuerdo y opta por la vía judicial, el importe fijado por sentencia deberá imputarlo en el periodo impositivo en que esta sea firme.

  • Si ha realizado alguna operación a plazo, pactando que el último cobro lo percibirá a más de un año desde que se realiza la operación, la ganancia patrimonial la irá imputando a medida en que sean exigibles los cobros. Es importante conocer que es una opción que debe ejercitarse en la autoliquidación presentada en período voluntario del ejercicio en que se procede a la transmisión. De lo contrario se considerará que no ha optado a ello y, en consecuencia, no resulta de aplicación la regla de imputación especial (DGT V0151-14).
  • Si ha sido víctima de un accidente de tráfico y se condena a la compañía del vehículo contrario y le abona intereses por mora, deberá declararlos cuando los mismos se reconozcan, es decir, cuando se cuantifiquen y se acuerde su abono (DGT V0128-17).
  • Si ha recibido una ayuda pública deberá de imputarla en el período del cobro y no cuando se concede. De esta manera se evita el desajuste financiero que se producía con la norma anterior cuando se concedía una subvención pero no se cobraba en el propio ejercicio de la concesión (DGT V0029-16).
Fuente: REAF

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: