Archivo | julio, 2016

Diferencias permanentes o temporarias (Impto Sociedades)

4 Jul

Diferencias permanentes o temporarias  aeat

Como sabemos, para el cálculo de la base imponible del Impuesto se toma como punto de partida el resultado contable, efectuando sobre el mismo única y exclusivamente los ajustes que prevé la norma. A continuación recogemos algunos gastos e ingresos contables que ocasionan diferencias en la base imponible, teniendo que realizar ajustes positivos o negativos y que, por lo tanto, conviene chequear.

Ajustes positivos

 

  • Gastos contables derivados de multas, sanciones, donaciones o donativos.
  • Gasto por el Impuesto sobre Sociedades.
  • Gasto del administrador cuyo cargo retribuido no figura en estatutos.
  • Gastos por liberalidades y atenciones a clientes y proveedores que excedan del 1 por 100 del importe neto de la cifra de negocios.
  • Deterioros contables a excepción de los correspondientes a existencias e insolvencias de deudores, estos últimos si se cumplen ciertos requisitos sí serán deducibles.
  • Gastos derivados del exceso pagado con motivo de la extinción de una relación laboral o mercantil (que exceda de 1.000.000€ o del importe exento si es superior a esa cifra).
  • Provisión por devoluciones de ventas.
  • Excesos de amortizaciones o provisiones.
  • Por imputación temporal de gastos e ingresos antes o después de su devengo si no lo permite la norma fiscal (art. 11.3).
  • Operaciones que a efectos fiscales deben valorarse a valor normal de mercado y a efectos contables no.
  • Recuperación de la libertad de amortización practicada en ejercicios anteriores.
  • Integración de rentas, en el ejercicio del cobro, de operaciones con pago aplazado imputadas fiscalmente según la regla especial de imputación de las mismas.
  • Elementos del inmovilizado transmitidos con pérdidas y recomprados con posterioridad.
  • Gastos financieros no deducibles en grupos mercantiles y el exceso de gastos financieros sobre el límite del 30% del beneficio operativo si superan el 1.000.000€.
  • Presunción de existencia de rentas por descubrimiento de bienes y derechos registrados en contabilidad (solo efectúa el ajuste la Administración, salvo presentación fuera de plazo del modelo 720).
  • Rentas negativas derivadas de transmisiones de acciones y participaciones, en la parte correspondiente a dividendos recibidos desde enero de 2009.
  • Rentas negativas obtenidas de un establecimiento permanente en el extranjero, excepto las producidas en la transmisión del mismo o por cese de actividad.

 

Ajustes negativos

  • Libertad de amortización.
  • Exceso de amortizaciones contabilizadas en ejercicios anteriores que no fueran deducibles en aquellos.
  • Pérdidas por deterioro contabilizadas en ejercicios anteriores, que no se pudieran deducir, y que revierten en el ejercicio al ritmo de la amortización, porque se transmiten o porque se produce la pérdida definitiva.
  • Operaciones que tengan que valorarse a valor de mercado fiscalmente y no por contabilidad.
  • Reversión de pérdidas no deducidas en la transmisión de elementos.
  • Deducción de gastos financieros que vieron limitada su deducción en ejercicios anteriores.
  • Determinadas rentas obtenidas por las entidades parcialmente exentas.
  • Operaciones con pago aplazado en el ejercicio en el que se produce la transmisión.
  • El 50 por 100 de las rentas positivas derivadas de la transmisión de inmuebles urbanos adquiridos entre el 12 de mayo y 31 de diciembre de 2012.
  • Dividendos y plusvalías exentas derivadas de participaciones en entidades residentes y no residentes.
  • Reducción por los ingresos obtenidos de determinados activos intangibles (Patent Box).
  • Rentas positivas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente si se cumplen determinados requisitos.

Fuente : REAF

El incumplimiento de un requisito formal no impide el ejercicio de un beneficio fiscal

1 Jul

El incumplimiento de un requisito formal no impide el ejercicio de un beneficio fiscal

Un contribuyente aplica la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios poniéndolo así de manifiesto en la declaración. La Administración tributaria rechaza el incentivo fiscal porque no se cumple el requisito de mencionar en la memoria de las cuentas anuales la renta acogida a la deducción y la fecha de la reinversión.

El Tribunal entiende que aunque el incumplimiento del requisito formal no puede quedar subsanado por la mera presentación de la declaración del impuesto, sin embargo, de ello no puede derivarse, sin más, que se pierda el beneficio fiscal cuestionado. Argumenta que la falta de constancia en la memoria del importe de la renta acogida a la deducción no ha impedido a la Inspección comprobar que el incentivo fiscal se ha aplicado correctamente por el contribuyente.

_____________________________________________________________________________________Tribunal Superior de Justiciad de Aragón Nº de recurso 179/2013, de 14 de septiembre de 2015

Fuente: REAF

A %d blogueros les gusta esto: