Archivo | 6:05 am

Impuesto sobre el Patrimonio

8 Feb

Impuesto sobre el Patrimonioaeat

Restablecimiento del Impuesto con carácter temporal

 (Real Decreto-ley 12/2011, de 16 de septiembre. B.O.E. de 17 de septiembre de 2011)

Se exige de nuevo para los períodos 2011 y 2012.

Prórroga del Impuesto

(Ley 16/2012, de 27 de diciembre. B.O.E. de 28 de diciembre de 2012)

Se prorroga en 2013 el restablecimiento del Impuesto que se había previsto, en un principio, solo para 2011 y 2012, como acabamos de citar. Esto supone que según lo legislado por las CCAA, en el año 2013 se exigirá en todas las Comunidades excepto en la de Madrid.

 Exención vivienda habitual

(Real Decreto-ley 12/2011, de 16 de septiembre. B.O.E. de 17 de septiembre de 2011)

La exención del valor de la vivienda habitual del contribuyente, que hasta 2007 era de 150.253,03 euros, pasará a ser de 300.000 euros. Conviene recordar que este importe es para cada contribuyente, por lo que un matrimonio que posea una vivienda adquirida en gananciales no tributará por ella si su valor no excede de 600.000 euros.

Mínimo exento

(Real Decreto-ley 12/2011, de 16 de septiembre. B.O.E. de 17 de septiembre de 2011)

Se establece un mínimo exento de 700.000 euros (que reduce la base imponible para llegar a la liquidable) cuando antes ascendía a 108.182,18 euros. No obstante, cada Comunidad Autónoma, como hemos dicho, podrá fijar otro.

El mínimo exento se aplica, al contrario de lo que ocurría en 2007, también a los sujetos pasivos que tributan por obligación real.

Bonificación Ceuta y Melilla

(Real Decreto-ley 12/2011, de 16 de septiembre. B.O.E. de 17 de septiembre de 2011)

Vuelve a entrar en vigor la bonificación del 75% de la cuota correspondiente a bienes y derechos situados o que deban ejercitarse en Ceuta y Melilla.

Obligación de declarar

(Real Decreto-ley 12/2011, de 16 de septiembre. B.O.E. de 17 de septiembre de 2011)

Se restablece la obligación de declarar para sujetos pasivos con cuota a ingresar o, en todo caso, cuando el valor de los bienes y derechos sea mayor de 2.000.000 de euros (antes si esa cuantía superaba 601.012 euros).

Se recupera en este tributo la obligación de los sujetos pasivos no residentes de nombrar representante en relación con las obligaciones respecto al mismo cuando operen mediante establecimiento permanente o cuando, por la cuantía y características del patrimonio, lo requiera la Administración Tributaria. Además,  se hace responsable solidario del ingreso de la deuda tributaria al depositario o gestor de los bienes de los no residentes en la parte correspondiente a los bienes o derechos que tenga depositados o que gestione.

Fuente: REAF

A %d blogueros les gusta esto: